Publicidad

Alimentación saludable promovida desde liceos y centros educativos técnicos del Uruguay

ANEP y la FAO impulsan una red de jóvenes por el desarrollo sostenible a través de la alimentación

FAO aliementos

La Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) firmaron hoy un acuerdo para llevar adelante la iniciativa "Experiencias de entornos saludables: escenarios de promoción y educación para la alimentación saludable".

Se trata de un proyecto que busca generar capacidades en las comunidades educativas para que adopten, repliquen y promuevan prácticas de alimentación saludable que impacten positivamente en su entorno, en la salud y en el medio ambiente.

La iniciativa concibe la educación alimentaria y nutricional como un proceso a través del cual los individuos y su comunidad adquieren, reafirman o renuevan sus conocimientos, actitudes, habilidades y prácticas, impactando en la producción, selección, compra, conservación, preparación y consumo de los alimentos en toda la sociedad. Esta educación alimentaria debe a su vez tener en cuenta las pautas culturales de cada individuo, a sus necesidades y a la disponibilidad de recursos en cada lugar.

Esta iniciativa permite trabajar en la promoción de entornos saludables y de una alimentación saludable, y generar conciencia en nuestros jóvenes, no solo a través de la formación sino también a partir de la participación que es muy importante”, consideró Robert Silva, presidente de la ANEP, al firmar el acuerdo.

La FAO promueve un enfoque que abarque toda la educación en materia de alimentación y nutrición e implique activamente a todas las personas que interactúan en el entorno escolar. “Tenemos cuatro referentes que van a trabajar con el equipo técnico de ANEP y aspiramos a que esta experiencia pueda ser replicada en muchos otros lugares y sea una pequeña semilla que sea una legado para luego seguir transformando la alimentación y el ámbito de vida de nuestros jóvenes a partir de los elementos que les podamos volcar en los talleres y en las actividades y en el seguimiento posterior”, estimó por su parte Gonzalo Kmaid, Oficial a Cargo de la Representación de la FAO en Uruguay, quién firmó el acuerdo junto con Silva.

“No olvidemos que nosotros formamos profesionales en el campo de la alimentación dentro del sistema, pero también formamos ciudadanos y, por lo tanto, el proyecto que vamos a desarrollar en esta oportunidad implica un trabajo con estudiantes de educación media, con la finalidad de que se apropien del compromiso de llevar adelante una conducta alimentaria saludable y que coincida con los objetivos de desarrollo sostenible, porque no es solamente un tema de alimentación, sino también un tema de cuidado del medio ambiente, sino también un hecho cultural”, dijo la directora de Derechos Humanos de la ANEP-CODECEN, Gloria Canclini.

El director de Relaciones Internacionales y Cooperación de ANEP - CODICEN, Héctor Goñi, destacó su satisfacción por haber avanzado un paso más en el vínculo de la ANEP con las diversas agencias de Naciones Unidas, “procurando la mejora de las condiciones de nuestros estudiantes y promoviendo diferentes acciones en torno a esas mejoras. Este acuerdo tiene además algunas actividades establecidas como específicas que le dará una sustancia importante al proyecto, con un impacto real y tangible”.

Esta iniciativa, alineada con el Plan Educativo 2020-2025 de la ANEP, supone implementar un piloto que constará de ocho talleres a realizarse en liceos y centros de educación técnico profesional (UTU), liderados por Jacinta Luna, Laura Rosano, Sylvana Cabrera y Diego Ruete.

Estos cuatro referentes abordarán distintos aspectos que hacen a una alimentación saludable que impulse sistemas alimentarios sostenibles con el fin de crear una red de jóvenes referentes que puedan ser actores y actrices que impulsen hábitos alimentarios saludables en sus comunidades.

El marco estratégico de la FAO busca respaldar la Agenda 2030 a través de la transformación hacia sistemas agroalimentarios eficientes, inclusivos, resilientes y sostenibles, para conseguir una mejor producción, una mejor nutrición, un mejor medio ambiente y una mejor vida, sin dejar a nadie atrás.

Su acción, apunta en particular a poner fin al hambre y la malnutrición, de acuerdo con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 2. A su vez, la colaboración con el sector educativo está en consonancia con el compromiso de la FAO con el desarrollo de entornos saludables que promuevan la práctica de hábitos alimentarios saludables en Uruguay.

La Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM) actualizó sus recomendaciones de los mejores productos por su precio y sabor para el período comprendido entre el 20 de febrero y el 4 de marzo

Publicidad

Publicidad