Publicidad

Marcos Guigou: “Pocas veces se presentan oportunidades tan interesantes como esta”

El director ejecutivo de ADP opinó que con los precios y la demanda tan fuerte, "hay que tratar de aprovechar cada hectárea"

agricultura, cosecha
Cosecha
Gabriel Debenedetti

Con algo más de la mitad del área de soja cosechada, hay grandes expectativas de que se cierre una zafra histórica no solo por la productividad y la calidad en sí, sino porque se proyectaba un verano catastrófico en lo referente al clima y, aún así, los productores apostaron e invirtieron, con costos por hectárea que rondaron los US$ 1.000.

El director ejecutivo de ADP, Marcos Guigou, hizo referencia a que el avance de la cosecha viene bien, con productividad alta y una logística que ha fluido bien, pese a que lleva más trabajo -por suerte- sacar más kilos de la chacra.

El clima se ha portado de forma espectacular, no sólo en el verano si no también en este otoño que permitió llegar a potenciales en un año “fuera de lo normal”. “También podemos cosechar y sembrar. Tenemos el 40% de la siembra de invierno hecha. Detrás de las cosechadoras marchan las siembras”, aseguró.

Y aseguró: “Hay una responsabilidad con la estructura que hace que a uno le cueste mucho parar. Hablamos de 1.000 dólares de inversión por hectárea. Es un año espectacular pero hay que ponerlo en el contexto de todo lo que se invierte y arriesgó”.

En diálogo con Valor Agregado de radio Carve, Guigou expresó que si bien el incremento de costos está, también se dio un incremento en la facturación.

El trigo quizás sea el cultivo de mayor riesgo por un problema de calidad en la exportación, pero “es una situación que ojalá se diera más seguido”.

“Tener precios fuera y una demanda que reaccione de manera tan fuerte. Hay que tratar de aprovechar cada hectárea. Los campos están limpios, parejos y está bueno caer en el cultivo siguiente y tener claro que ese cultivo tiene una demanda”, aseguró.

En tanto, aseguró que siempre es más difícil la decisión de no sembrar que de sembrar: “La decisión de redoblar la apuesta y poner una cantidad grande por hectárea para hacer otro cultivo. Pocas veces se presentan oportunidades tan interesantes como esta. Hoy disfrutamos del volumen de soja que hay y eso expresa el compromiso de los productores con el negocio y la recompensa es recontra merecida”.

Ganadería. Sobre el negocio ganadero hizo referencia a que “no es fácil proyectar el año” y que hasta diciembre “hay un montón de cosas que están bastante enyesadas” para los costos de corral, como la reposición y la comida.

“Está claro el maíz es caro. Vemos muy fuerte el negocio de corral, porque el ganado de campo siempre va a ser lo más grande de la industria, pero el productor ha vendido mucho y da la impresión que la eficiencia con la que el corral pone kilos en cada cabeza es una solución que el campo no va a poder dar al ritmo que la industria trabaja. Es un paso intermedio, pero necesito, más hoy que otros años”, concluyó.

La materia grasa alcanzó un 52%, obteniendo bonificaciones

Publicidad

Publicidad