Agricultura

“La falta de competitividad margina la producción”

Gobierno anunció a arroceros que mantiene rebaja de UTE.

Alfredo Lago, presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz; y Enzo Benech, ministro de Ganadería. Foto Néstor Araujo.

Noblía |  Néstor Araújo

En el marco de un año “complicado para el sector”, la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA)  inauguró la cosecha 2017/18, comprometiéndose a continuar el camino para generar propuestas. La ceremonia se cumplió en el establecimiento “Adele” de la productora Graciela Pereira próximo a la localidad de Nobía en el departamento de Cerro Largo, cerca de  Aceguá,  a 3 km de la Ruta 8.

contó  con una amplia participación de productores, autoridades de gobierno, maestros, escolares y liceales  de la zona, además de las  gremiales agropecuarias de todo el país.

El presidente de la ACA, Alfredo Lago, marcó en su discurso tres líneas de acción a trabajar con el gobierno, la industria y los productores.

“En momentos de crisis todos debemos ajustarnos los cinturones y más que nunca entendemos la necesidad y urgencia de realizar mayores ajustes a nivel de los costos y la gestión industrial, buscando las eficiencias necesarias, a los efectos de mejorar los resultados del negocio”, dijo el orador.

Le reiteró al gobierno “la necesidad de orientar la política fiscal, tanto en lo que refiere a lo monetario y estabilización, como de asignación hacia un modelo que revalorice la cuestión agrícola como generadora de valor”, por lo que consideró necesario “colaborar desde el Poder Ejecutivo en términos de mejora de la competitividad”.

En el corto plazo y dada la situación de crisis que vive el sector arrocero, pidió al gobierno “mejorar las tarifas que permitan costos de producción más adecuados, generar pautas de negociación que apunten a los consensos atendiendo a mantener la fuente de trabajo tanto de productores como de empleo, con la consigna que no es saludable sacrificar puestos de trabajo solamente para mejoras salariales”.

A criterio de ACA, todo eso debe “complementarse con soluciones en términos de financiamiento al productor, pero que a  la vez, puedan orientarse a la creación de instrumentos innovadores y que apoyen al desarrollo productivo, tema pendiente de nuestro sistema financiero y en especial del Banco República como principal organismo financiero que debe retomar su protagonismo”, afirmó Lago.

Crisis. En su discurso, Lago recordó que hay varios sistemas de riego y chacras que no están funcionando porque no son rentables, generando menos puestos de trabajo. “Recordemos que en Uruguay se cultivaban casi 200 mil hectáreas  de arroz y ahora apenas estamos por encima la las 150 mil”, dijo.

Lago reconoció que con 60.000 hectáreas más de arroz, y solamente tomando como área la que ya supo cultivar el sector, traerían casi 500.000 toneladas más de producción, US$ 200 millones en divisas y más de 10.000 puestos de trabajo en toda la cadena. A su vez, se preguntó  si Uruguay, dada su dimensión y el peso del sector agropecuario en la economía nacional ¿tiene condiciones para privarse de la existencia de un sector como el arroz, que ha sido generador de oportunidades al tener un sistema que permite ser productor a quien no es propietario de campo?…

Competitividad. El titular de la ACA aseguró que “la falta de competitividad margina la producción con cinco años de pérdida en las empresas” y afirmó que “Uruguay no puede darse el lujo de perder puestos de trabajo porque el país vive produciendo alimentos para más de 30 millones de personas”.  Por eso, Lago reclamó que “el agro debe ocupar un lugar central en la agenda política”, y en este punto hizo referencia a los llamados autoconvocados.  “Valoramos el trabajo de las gremiales agropecuarias con el movimiento “Un solo Uruguay”, acercándonos a soluciones con él gobierno”, dijo el gremialista.

También pidió al gobierno “una única visión de país” y consideró que “no es posible un campo sin producción agropecuaria fuerte. Necesitamos un precio en el combustible más competitivo y que el gobierno analice la baja del precio del gasoil y tarifas eléctricas más bajas y que UTE extienda en el tiempo los beneficios ya anunciados”, reclamó. “Celebramos la ley de riego, lástima que llega a destiempo”, dijo el titular de la ACA.

También hizo un reconocimiento al ex ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, que fuera presidente de la ACA y que en diciembre de 2009 renunció al cargo para ser secretario de Estado. “Ha marcado un mojón en la gestión agropecuaria del país y en las políticas que han posicionado a Uruguay a nivel mundial”.

Apoyo. El ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, respondió algunos de los planteos de ACA y anunció que las mismas ayudas que el gobierno le otorgó en esta zafra, se extenderán a la zafra 2018/19. El Ejecutivo mantendrá  la bonificación —que inicialmente fue por 90 días—, del 15% de descuento en la tarifa eléctrica”, anunció Benech.

Rurales EL PAIS