Agricultura / Apicultura

Desde 2008 cierran 150 empresas apícolas por año por falta de rentabilidad

Apicultores se sienten amenazados por los altos costos de producción, bajos precios internacionales y la competencia desleal de china.

Apicultura.

El presidente de la Sociedad Apícola del Uruguay (SAU), Rubén Riera, aseguró a Rurales El País que desde 2015 las empresas apícolas “estamos trabajando a pérdida” en un sector que “ha venido agravando su situación de forma progresiva”.

En los últimos diez años unos 1.500 apicultores han abandonado el rubro y se explotan 45.000 colmenas menos. “Recién estamos empezando a avizorar el problema. La tendencia es de seguir a la baja”, afirmó Riera y agregó: “Hay familias que tiene al sector como única fuente laboral y no tienen como reciclarse”.

Riera explicó que los apicultores asumen US$ 42 por colmena de costos de producción, incluido mano de obra. Mientras que están cosechando 16 kilos de miel por colmena a un precio máximo pago por lo mercados mundiales de US$ 1,6 por kilo. “Es fácil hacer las cuentas y es claro que se está trabajando a pérdida”, sumó.

En cuanto a las demanda de los mercados, Riera detalló que en 2018 se han colocado unas 5.000 toneladas de miel con una producción anual de 9.300 toneladas. “Algo más de 4.000 toneladas están en manos de productores y acopiadores, es un problema”, resaltó.

Denunció la competencia “desleal” de los empresarios chinos que están ofreciendo a los consumidores millones de kilos de miel adulteradas con azúcares de diferentes orígenes. “Eso provoca que en el mercado internacional se manejan precios muy por debajo a los costos de producción de muchos países”, sumó.

Otra problemática son los residuos de glifosato en la miel que están un 70% por encima al límite permitido por los importadores europeos. Actualmente, las compras de Alemania, uno de los principales mercados para Uruguay, no superan el 15% del total exportado, unas 1.000 toneladas en 2018 cuando tradicionalmente se vendían más de 8.000 toneladas.

Rurales EL PAIS