Agricultura

Avanzan cosechas de cebada y casi se terminan en colza

Granos pesados y buenos rendimientos en cultivos de invierno posibilitan mejorar números agrícolas.

Colza. Foto: archivo El País.

Pablo Antúnez

Siguen en marcha las cosechas de cultivos de invierno (trigo y cebada, a los que se suma la colza canola) con resultados muy prometedores que levantan el ánimo de los productores, tras la deficitaria cosecha de soja de la temporada anterior.

En la zona suroeste están comenzando a levantarse las cebadas, que al igual que los trigos están mostrando muy buenos desarrollos, ayudados por un clima que fue acompañando al cultivo en todas las etapas y principalmente durante su desarrollo.

En esa misma zona se están terminando de levantar la colza —oleaginosa de invierno que viene ganando terreno en la exportación—, cuyos precios alientan al crecimiento del área cada año. “En Canola están bien todos los parámetros de calidad y rendimientos”, aseguró a El País Carlos Foderé, director de Fadisol.

Sin aventurar un promedio, el empresario comentó que hay chacras donde se levantaron entre 2.500 y 3.000 kilos por hectárea, resultados que ya están marcando un buen año.

“El rendimiento es muy bueno y en general, en todos los cultivos. Están mejor de lo que aparentan. Los granos están pesados y muy bien de calidad”, agregó Foderé, destacando su alegría por el resultado de las primeras trillas.

Brasil. Agricultores y empresarios dedicados a los granos se preparan para una buena cosecha de trigo y alimentan su esperanza con el anuncio de Brasil que importará más volumen del cereal. “Los cultivos se ven muy bien y todo está dado para concretar buenos rendimientos”, aseguró el director de Fadisol.

Seguramente en su zona, las trillas del trigo recién se pongan en marcha la próxima semana, porque hoy la prioridad es levantar la cebada, que también tuvo un crecimiento interesante en esta zafra. “Se van generalizando las chacras de cebada y otros cultivos, como los semilleros de avena y raigrás”, contó Foderé.

En cuanto al anuncio de los importadores brasileños, que tienen pensado elevar sus compras y la región espera ansiosa, el empresario dijo que de concretarse ese anuncio “sería una buena salida. Después del golpe del año pasado que nos dio la soja, tenemos la esperanza de contar con un año productivo bueno. Hoy estamos concentrado en lo productivo. Hay volumen de trigo, hay cantidad y hay calidad. Eso es lo primero”, destacó el empresario.

Más allá de los buenos rendimientos esperados y los que ya se están concretando, se precisan los mercados e incluso que los precios mejoren para poder celebrar el resultado de un buen año en lo productivo.

“Todo eso otorgará un respiro para la débil situación que tiene el sector”, reconoció el principal de Fadisol.

Soja. Respecto a la soja, siguen las siembras ayudadas por el clima y las últimas lluvias de la semana anterior le vinieron como anillo al dedo a las chacras que ya fueron sembradas y que están con plantas en plena emergencia (nacimiento).

“Se está sembrando bien. Comparando con el año pasado, a esta altura, había más superficie plantada”, reconoció Foderé al igual que otros técnicos y empresarios consultados.

Veremos cómo evoluciona la siembra estos días. El problema que se dio este año es que “se comenzó a plantar más tarde, hacía bastante frío en las tierras, se esperó, vino el agua grande de la semana pasada y se sigue plantando. Se está apostando a plantar fuerte y se está cosechando fuerte también los cultivos de invierno”, redondeó el principal de la empresa Fadisol.

Rurales EL PAIS