Lechería

Gremiales se solidarizaron con pequeños productores

Ayer el ministro Aguerre presentó el fideicomiso lechero III

Tambo  en Florida

Tambos. La crisis climática y de precios sigue jaqueando al sector.

 

Con la solidaridad de las gremiales lecheras, los pequeños tamberos que remiten 200 litros anuales o incluso menos, estarían recibiendo un mínimo de US$ 8.000 del Fondo de Financiamiento de la Actividad Lechera III (FFAL), para poder continuar produciendo ante la crisis climática y de precios que afecta a la lechería.

En este sector, la mayoría de los productores son arrendatarios y el 80% son pequeños tamberos con ingresos de $ 18.000 para un núcleo familiar que remite menos de 1.000 litros diarios a la industria. Con un precio de leche de US$ 0,20 por litro, los tambos están produciendo a pérdida y el clima obliga a las empresas a alimentar las vacas en base a raciones y concentrados proteicos, porque las reservas invernales se agotaron y en el sur del país la crisis climática también le pega a la lechería.

Ayer el ministro de Ganadería, Agricultura, Tabaré Aguerre, se reunió con las gremiales lecheras para presentarles el FFAL III antes de remitirlo al Parlamento, en el marco de una discusión que se extendió por varias horas.

Mientras el nuevo fideicomiso no está en marcha, desde el Instituto Nacional de la Leche (Inale) se piensa poner en funcionamiento otros instrumentos financieros que oficien de puente y que le permitan a los productores continuar enfrentando la crisis, pues se estima que la instrumentación del fideicomiso demorará entre cuatro y seis meses.

Mientras tanto, desde el Inale se confirmó que el Banco de la República (BROU) aprobó un crédito especial, con un tope de asistencia de US$154.000 por productor, con un período de gracia para el pago hasta octubre de 2016, donde los tamberos tendrán que pagar sólo los intereses. La asistencia será de 4,4 centavos de dólar por litro de leche remitido a las industrias.

Los tamberos que remiten más de 600.000 litros de leche al año podrán pagar el crédito en ocho cuotas mensuales, mientras que los tamberos más chicos tendrán 12 cuotas. Si bien el crédito del BROU tiene por fin ayudar a los tamberos en la compra de raciones y a la reimplantación de pasturas, el 15% será de libre disponibilidad y podrá ser usado para hacerle frente a las obligaciones que tiene cada empresa en estos momentos difíciles.

El anterior FFAL II fue cancelado un año antes de lo previsto, dado el crecimiento de 56% que tuvo la producción de leche en Uruguay entre 2007/14, siempre con la misma cantidad de vacas en ordeñe.

En el marco de la emergencia agropecuaria que afecta ya a nueve departamentos -esta semana el MGAP incorporó a Flores-, los pequeños tamberos pueden acceder a un crédito de República Microfinanzas destinado a la compra de raciones y a la reimplantación de las pasturas perdidas por la rigurosidad del clima.

Este crédito tendrá un plazo de pago de tres años, al que se le sumará otro de gracia y el Fondo Agropecuario de Emergencia se hará cargo de los intereses correspondientes al primer año.

En la discusión del FFAL III uno de los problemas era que hay una transferencia de los productores lecheros más activos a los que crecieron menos, “eso lo calculamos en unos US$ 11 millones sobre una emisión de US$ 90 millones”, dijo el presidente del Inale, Ricardo De Izaguirre, en declaraciones a Charrúa TV. El otro problema estaba representado por los productores que pudieran tomar el dinero del fideicomiso y abandonar el sector -en la edición anterior los tamberos que siguieron en actividad debieron pagar ese dinero- que, “según el comportamiento del anterior fideicomiso serían unos US$ 13 millones. Con la firma de un documento al recibir el dinero y con la firma individuales estaríamos subsanando el problema”, estimó el presidente del Inale.

Mientras tanto, las gremiales de productores y la industria están esperanzadas en que el reciente acuerdo comercial entre Uruguay y Venezuela, donde están incluida la venta de leche en polvo y quesos, pueda asegurar la producción de leche de primavera.

Rurales EL PAIS