Ganadería

Irulegui: “Los productores tenemos que profesionalizarnos en los análisis económicos de los negocios”

En opinión de Andrés Irulegui, se debe eliminar la fantasía y poner énfasis al análisis económico como forma de corregir distorsiones en las relaciones de precios.

Ganado  Vacuno

Ganado vacuno en Uruguay. Foto: archivo El País.

A pesar de la noticia del récord de faena vacuna generado en el pasado mes de octubre -en el que hay que remontarse a los años 70 para encontrar una cifra igual- Andrés Irulegui, productor ganadero del departamento de Durazno, opinó que el éxito de las industrias frigoríficas no son bien recibidas para los productores.

Según expresó Irulegui en Valor Agregado en Carve, “lo único que sucede con esto es que se saquen los ganados de los campos, y eso se ha hecho a precios que a los productores nos deja debajo de la línea de flotación”. El empresario ganadero se consideró muy crítico en estos temas y opinó que “los productores tenemos que profesionalizarnos mucho más en el análisis económico de cada negocio porque las herramientas productivas las tenemos y también contamos con excelentes técnicos, pero muchas veces se falla en el análisis del negocio y creo que es lo que ha pasado en esta post zafra”; que no existió.

El productor del centro del país dijo que los negocios de ganado a corral “casi que dieron pérdidas, por lo que la gente que encerró o estimó precios de venta por encima de lo que sucedió -siempre en referencia de los precios del mercado- hizo que los vendedores quedemos presos de nuestra propia oferta de ganado”.

Para Irulegui, por un lado “los productores tenemos que estar más asesorados en el análisis de estas cosas. Estaba claro que frente a la post zafra pasada la oferta de ganado gordo iba ser muy superior, esto generó expectativas para este año. Por otro lado, la ecuación era bastante atractiva en otoño dado el precio del beneficio de la invernada, a su vez, todo el tema de los puentes verdes y el campo que pasaron de agricultura a ganadería -que no ha sido mucho pero cualquier número por encima de lo normal afecta-”. Con todo esto, el productor concluyó que “los ganaderos, en general, somos lentos en reaccionar”.

En cuanto a las expectativas que se podrían generar para el próximo ejercicio, Andrés Irulegui comentó que dependen de la fantasía que se le ponga al negocio; “creo que se tienen que reacomodar mucho los precios, sobre todo las relaciones de precios para que invernar sea un negocio. Pero si no se tiene mucha fantasía, las relaciones de precios deberían ajustarse rápidamente y hacer que el negocio de la invernada sea bueno y que la industria pueda pagar el precio que corresponde”.

Escuche a Andrés Irulegui:

Rurales EL PAIS