Ganadería / genética

Angus cumple desafíos del mercado mundial de carnes

 

Información, educación, inocuidad de alimentos e investigación, las claves productivas.

Fotos: María Eugenia Lastreto

Especial para EL PAIS por la Lic. Ma. Eugenia Lastreto O’Brian.
En un mundo cada día más exigente y demandante, el consumidor marca las reglas de juego. Entre otros temas éstos desafíos estuvieron en el Forum Mundial Angus en Escocia, del que participó una nutrida delegación de criadores uruguayos. Tras el cierre de la etapa técnica se realizó una gira visitando distintos establecimientos rurales.

Consumidor, La vedette. Las charlas técnicas durante el Congreso, se desarrollaron entorno a “From Consumption to conception”, cómo los consumidores perciben a los productos de carne bovina.
El Ing. Agr. Lucas Gremminger Terra, vicepresidente de la Sociedad de Criadores de Aberdeen Angus del Uruguay, destacó que en la charla brindada por uno de los directores de la firma Mark & Spencer (cadena de mercados de comida de gran reconocimiento en Europa), se manejó que el mercado de retail cambia muy rápidamente. “Hace 5 años había un 20% de personas que vivían solas, hoy se está arriba del 30% en el continente europeo. Esto se debe a que las personas se casan más tarde, viven más tiempo y disponen la mitad de tiempo para cocinar del que solían tener, un promedio de 20 minutos. Esto lleva a que las personas utilicen productos de fácil y rápida cocción. Este fenómeno también está acompañado de la mano de la tecnología, sobre todo en las comunicaciones. Las personas no tienen tiempo para salir a hacer las compras, se utiliza mucho la compra on- line, lo que implica a la industria de carne bovina que tenga que adaptarse y reinventarse, generar nuevos productos pre cocidos o congelados para combatir y acompañar esta nueva realidad. Su principal competidor, el pollo”, resumió.
El Ing. Gremminger Terra, destacó también la charla del Dr. Norman, de la empresa Allflex, sobre nutrición “One example, for Life”, que se trata de la identificación, de la trazabilidad de la carne por el ADN además de la caravana. “Este estudio lleva a que más del 40% de los consumidores está dispuesto a pagar más por más información, el doble que hace 5 años atrás. Y una forma de garantizarle a los consumidores de la inocuidad, el no uso de antibióticos es a través del estudio del ADN”.
Una de las palabras más nombradas a lo largo de la charla fue: el Grassfed, “el consumidor cada vez más pide carne producida a campo, a cielo abierto, animales libres, que el producto sea producido de manera natural y amigable”.
Durante las charlas también se hablaron de los diferentes sistemas productivos que se utilizan en Gran Bretaña, y el desafío que enfrentan los sistemas productivos que hoy día están dando números negativos, que antes eran compensados por el subsidio de la Comunidad Europea. Hoy al no estar más por el Brexit en la Comunidad Europea, el desafío radica en cómo enfrentar esos resultados negativos en la producción, mejorando y apoyando a los productores rurales con educación para que sean más efectivos en su producción.

Educación, la clave. Una de los aspectos que más impactó a la delegación uruguaya durante el Congreso, fue la visita a la Universidad de Edimburgo, Scotland ´s Rural College (S.R.U.C.), institución que tiene por objetivo generar impacto en la comunidad y en el negocio rural. La Universidad se ocupa de la investigación, educación y entrenamiento rural.
Durante la visita se recorrieron 4 estaciones, cada una enfocada a un tipo de investigación específica, llevada a cabo por estudiantes de postgrado de la Universidad.
La primera estación, está relacionada a la transformación de comida en kilos. En la que descubrieron 49 indicadores dentro del ADN de la flora microbiana de los novillos. Dentro de esos animales que descubrieron tenían esos 49 indicadores, el 88% convertían de manera más eficiente la comida. El descubrimiento lleva a una revolución, porque deja a toda la tecnología existente para medir la conversión de manera obsoleta. La herramienta tiene 100% efectividad y simplifica el proceso ya que se mide solo una vez en la vida del animal y se sabe su capacidad de producción.
La segunda estación consiste en un estudio sobre los gases, que en Europa es un problema serio, trataba de unos boxes gigantes, en los que se introduce a los animales y durante 3 días se les mide la emisión de gases y la capacidad de conversión. En este caso descubrieron que los animales más eficientes, con mejores resultados de rendimiento, son a los que les pasan menos gases.
La Tercera estación, se basa en el uso de tecnología, consistía en potreros virtuales, en el que se colocan animales a los que se les identifica y controla a través de unos collares electrónicos, que se controlan a través de satélites. Una vez que el animal traspasa los límites previstos, el collar emite una descarga eléctrica que hace que el animal vuelva al potrero correspondiente. Esta herramienta permite un manejo y seguimiento más fácil de los animales y también permite medir la incidencia en el comportamiento del rodeo frente al cambio de ambiente, cuantificando los efectos del mismo, por ejemplo, en la baja de ganancia diaria de kilos del animal. Esto lo miden colocándole un número al animal, colocando cámaras 3 D, donde se mide la evolución de frame y de la grasa de cada animal durante el período de tiempo que está encerrado el animal en el potrero virtual.
Por último, la cuarta estación, trataba sobre el bienestar animal. ¿Cuál es el comportamiento ideal del animal para que sea 100% eficiente dentro un rodeo comercial?, estudiando el tipo comportamiento del animal y como este afecta su desempeño en el mismo.
Según Sebastián Olaso, criador Angus del establecimiento “Las Grutas” del departamento de Paysandú, la visita sirvió para observar “cómo están un paso adelante en lo que refiere a investigación. Todo se cuantifica, se busca saber el por qué, cuánto y cómo en números”.


Luego de la visita a la Universidad, la delegación fue al establecimiento Mosshall Farm, en el que se vio un ganado Red Angus, “más grande, pero más parecido al que producimos en Uruguay”, dijo Sebastián Olaso.

El “Prado” Escocés. En el marco de la gira, concurrieron a The Royal Highland Show, catalogada por el Ing. Agr. Rafael Leguísamo, director de Ingleby Uruguay, como muy buena. “Vimos reproductores muy bien preparados acorde al nivel de la muestra. Un tipo de animal preparado hacia un mercado que requiere determinados cortes y terminaciones”. Tras ver los toros de Exposición y en la gira (donde vieron un sistema de recría de novillos que luego van a un invernador que los termina con alta participación de silo y granos, llegando a novillos de entre 700 y 750 kg), Leguisamo dijo que “la raza se posiciona produciendo animales eficientes para mercados que requieren animales pesados, que se logran con esos sistemas de alimentación”.
No obstante ello mencionó que se escuchan ciertas tendencias que, como consecuencia de Brexit y altos costos que estos sistemas presentan en las distintas etapas, “la tendencia y tipo de animal pueda cambiar”. Sobre la exposición dijo que le gustó “ver las familias trabajando, las generaciones jóvenes participando directamente de la muestra y mostrando los ganados con gran profesionalismo. Pudimos ver las buenas tradiciones escocesas dentro de la pista, gran respeto, camaradería y valores en varios detalles que se fueron sucediendo a lo largo de la Jura”.

La pasión. En la recorrida por distintos establecimientos, los criadores uruguayos apreciaron el placer, el orgullo y el amor con el que reciben y muestran su producción, “conmueve y es donde uno puede apreciar el común denominador de los ganaderos en el mundo, en especial del criador de Angus, la pasión”, sostuvo el Ing. Álvaro Díaz Nadal.
En una de las recorridas, se homenajeó a Hugh Watson (1787 – 1865), fundador de la raza Aberdeen Angus.
Una de las visitas que más impactó a la delegación uruguaya fue el establecimiento Ballindaloch. Un castillo con más de 600 años de historia, que tiene el rodeo Angus con mayor antigüedad de Escocia y del Mundo. “Nos recibió toda la familia y les llama la atención nuestra presencia y la historia de la raza en el Uruguay. Les hicimos entrega de un obsequio recordatorio, el libro de las “Estancias del Uruguay” y quedaron entusiasmados con poder venir a visitar y conocer nuestro país”, dijo el presidente de Angus de Uruguay.
Si bien tienen 1000 años de historia, “es impresionante ver los campos perfectamente trabajados, la prolijidad, los cercos de piedras centenarios que dividen los campo, sobre todo con el cariño y la simpatía que nos reciben. Por eso es un fuerte compromiso de cara al Secretariado en el 2019”.
Durante la Gira también se visitaron los establecimientos Wedderlie, Haymount, Rawburn, Galcantray, donde la delegación pudo apreciar el tipo de ganado que se produce en Escocia. Según el Ing. Agr. Álvaro Díaz Nadal, “es un ganado totalmente distinto al de Uruguay, porque la realidad y la situación de cada mercado es diferente. Las pasturas muy bien sembradas, se lucen, sin duda tienen otros climas, otros suelos otro régimen de lluvias, no hay erosión, hay subsidios, pero impresiona con la prolijidad que trabajan, estamos muy lejos en cuanto a educación, convivencia y normas de manejo”.
El productor de Angus en Escocia debe competir con las razas continentales, como Limousin y Charolais, por lo tanto, produce un tipo de animal con características diferentes. “Se matan animales entre 350 y 400 kilos de carcasa para poder hacer frente a la competencia. Igualmente, existe una fuerte diferenciación con la carne Angus”, aseguró el presidente de los criadores uruguayos.

Vea la galería de fotos de María Eugenia Lastreto O’Brien.


Rurales EL PAIS