Agricultura

Consultora Nóvitas de Argentina prevé subas de precios para la soja

La demanda por soja continúa en crecimiento.

d84a3fbf-c951-41d9-ae67-23035f4f626c

Jornada en Megaagro. Jose Aicardi, Enrique Erize y Juan Miguel Otegui.

“Cada año la agricultura es un partido distinto, es una apuesta que se renueva todos los años”, aseguró Enrique Erize. El presidente de la Nóvitas dijo en Valor Agregado en Carve en sudamérica se sembró “más trigo y maíz, por tanto, este año habría que sembrar soja; los años no se repiten”.

Explicó que es importante empezar a construir las perspectivas para la próxima zafra 2016/17 a partir de lo que sucedió este año en Estados Unidos, donde se ha dado un fuerte aumento del área de maíz y marginalmente de la soja. Además, en sudamérica, que es más del cincuenta por ciento del área de soja del mundo, el área de soja va a disminuir levemente.

Erize indicó que en Brasil se va a notar un un crecimiento del área de soja del 1% (300 mil hectáreas aproximado), mientras que en Argentina y Uruguay va a caer. Agregó que “este resultado no se da porque la soja no sea atractiva para el productor, sino porque está creciendo fuerte la producción de maíz”.  

En Argentina, según el presidente de Nóvitas, históricamente existen necesidades de rotar los campos y volver al maíz, que sumado a la quita de retenciones al maíz y un año que fue muy bueno para esa producción, la gente comete un error de siembra en función a los resultados obtenidos.  

En cuanto a la soja, Erize dijo que la demanda continúa en crecimiento en la región del sudeste asiático, que representa más del cincuenta por ciento de la población mundial. “Cada vez quieren más soja y años tras años mejoran su dieta y su estándar de vida, y hace que la demanda no baje y sea creciente y sostenida. Eso se va a ver reflejado en subas de precios”.

Estimó que el valor de la tonelada de soja para la próxima campaña podría rondar los US$ 360 a US$ 380 por tonelada. “Yo sembraría soja, aunque el área baje. Y tampoco bajaría el área productiva”, aconsejó. Agregó que es importante “pensar en cuál va a ser el escenario cuando llegue mayo del año que viene”.

“Tampoco sería optimista pensar en una soja en US$ 400 por tonelada. Suponiendo que todo anda bien está correcto entre US$ 360 a US$ 380, pero si surge algún problema con la niña o hay sustos rápidamente estamos en US$ 400”. Aseguró que a pesar de tres cosechas récords en Estados Unidos la soja “no puede bajar en los US$ 350 por tonelada”.

Escuche a Enrique Eriza:

Rurales EL PAIS