Agricultura

Chicago cerró una semana clave, con avances

Chicago volvió a subir en todos los granos, con una ola compradora (rally) en soja, que hizo escalar posiciones respecto al cierre de una semana atrás. Los cierres de los cereales también fueron alcistas, si bien bastante más atenuados que para la oleaginosa.

image

Esta semana estuvo caracterizada por noticias casi que diariamente, desde las medidas anunciadas de flexibilización comercial para las exportaciones argentinas, pasando por la devaluación y levantamiento del cepo cambiario en ese país el miércoles, así como el aumento en las tasas de interés en EEUU, tras nueve años y el retiro del grado inversor a la deuda soberana brasilera. Una semana con fuertes componentes financieros que, sin embargo, no fueron lo suficientemente fuertes para detener el avance de los granos, debido a fundamentos propios del mercado agrícola.

El mercado parecería empezar a darle algo más de importancia a las preocupaciones por los efectos que pueda tener sobre la producción brasilera la seca que está sufriendo el mayor miembro del Mercosur. Si bien desde hace semanas se habla de la gravedad de este problema, ninguno es lo suficientemente importante hasta que el mercado lo considere así. Las pruebas de eso son que el mismo problema estaba instalado desde hace días, pero Chicago estaba en sintonía financiera, atento al aumento de tasas de interés referentes, cosa que ocurrió, así como a las medidas macroeconómicas adoptadas por el nuevo gobierno argentino y al retiro del grado inversor de la deuda brasilera, a manos de la agencia calificadora de deuda soberana: Fitch Ratings.

El resto de los mercados financieros operaron con resultados dispares, con las acciones sufriendo fuertes caídas, ante temores de una nueva desaceleración en la economía mundial. El crudo cayó levemente y el dólar cayó ante tomas de ganancias respecto a las suba este miércoles.

El maíz subió en el día y en la semana, aunque los cierres fueron bastante menores de los máximos observados durante la sesión diurna de este miércoles. Previo al inicio del rally de este jueves, el contrato marzo llegó a ver mínimos en varios días. Las ventas de exportación informadas este jueves se ubicaron dentro de lo previsto por el mercado. La mejor posición comercial de los productores argentinos, con un dólar y un cereal más competitivo, debería estimular las ventas lo que agregaría presión extra sobre los precios.

La soja volvió a subir, de la mano de un dólar más barato que le permite alzas en los precios. Este viernes de mañana se supo de un negocio de exportación cerrado con destino desconocido, por alrededor de 240 mil tons. En el informe semanal de este jueves, las ventas de exportación de soja también se mostraron dentro de lo previsto. La demanda es uno de los mayores sostenes de los valores, a lo que últimamente se van agregando noticias climáticas que comprometen a la oferta de Brasil. odavía no se ve una salida de ventas fuertes por Argentina, ante las condiciones comerciales mejoradas durante la última semana. La seca de Brasil empieza a ocupar algo más de espacio entre los traders de Chicago, pero no es hasta que ellos se decidan a ponerlo de moda que empiece a ser un elemento de importancia real. Sin embargo, sobre el cierre de este viernes, así pareció serlo, lanzando a los traders a posicionarse comprando, aunque fuera por la dudas.

El trigo cerró con avances, aunque cerró por debajo de los valores que volaban sobre el mediodía, al tiempo que estuvo dispar durante el nocturno. Las ventas de exportación semanal informadas este jueves estuvieron dentro de lo que el mercado preveía. Se habla de interés de Marruecos de hacerse con más de 650 mil de trigo estadounidense, aunque todavía sin adjudicar.

FIMIX – Agrofinanzas

Rurales EL PAIS