Advertisement

mercado de Chicago

Últimas noticias sobre este tema
El mercado pone el ojo en las cosechas de Sudamérica
Sin actividad en la plaza local, en el mercado de Chicago lo más destacado fue el incremento en las cotizaciones del trigo, por los efectos de las heladas en los Estados Unidos
Al cierre de los negocios, las pizarras del mercado estadounidense reflejaron subas de US$ 11,66 y de 11,39 sobre los contratos marzo y mayo de la soja, cuyos ajustes fueron de 493,65 y de 493,38 dólares por tonelada
Las bajas vistas en Chicago el viernes y el martes no implican un cambio de tendencia para los precios
Mejores perspectivas para la zafra podrían hacer subir el área
Nuevas bajas para los granos este jueves en Chicago, con el mercado activando liquidaciones técnicas, sin ninguna noticia que pudiera torcer el rumbo, por buena que fuera.
China importó 8 millones de toneladas de la oleaginosa durante el primer semestre.
Cierres positivos, nuevamente, en maíz y soja este lunes. El trigo volvió a caer, mientras sigue demostrando debilidad en sus valores. En otros mercados, los operadores parecen empezar a respirar un poco más aliviados, ante las conversaciones cada vez más avanzadas entre Grecia y el resto de los países de la Unión Europea para alcanzar un acuerdo que permite una rápida liberación de fondos, para que este país pueda cumplir con sus obligaciones financieras más urgentes. De no ser así, no dispone de reservas suficientes para cancelar estas deudas y seguir funcionando con sus gastos corrientes sin romper la cadena de pagos. Este mejor ambientes se tradujo en el precio del dólar, que operaba en los mayores niveles de cinco días, lo que generalmente actúa en detrimento de los precios de commodities, lo que ocurrió únicamente para trigo en agrícolas, al tiempo que también caían oro y crudo. En los cultivos estivales, el mercado fue de menos a más durante el día, empezando con una debilidad por toma de ganancias, que se fue tonificando en la medida que avanzaba la rueda diurna. El reporte USDA del último viernes dejó sin cambios rindes y área sembrada vs su reporte de inventarios trimestrales de diez días atrás. El trigo ya había operado en forma bajista durante el último viernes, tras los aumentos en los cálculos del USDA para inventarios finales de EEUU y mundiales, lo que dejó al mercado de lo más tranquilo, sin tener que cinchar de los precios. El mayor precio del dólar completa el panorama, restando competitividad al cereal estadounidense en detrimento de otros orígenes. El mercado esperaba este lunes una disminución en las condiciones de las chacras con cultivos de verano, lo que finalmente ocurrió únicamente para la soja, que cayó 1% en su condición bueno/excelente, mientras que el maíz se mantuvo sin variaciones. Pasando raya, a priori esto significaba mejores condiciones de lo previsto, lo que hacía pensar en movimientos a la baja. Del lado de los embarques de exportación completados la semana pasada y divulgados este lunes, como es costumbre, la soja y el trigo se movieron en la parte baja del rango de cálculos previos, mientras que el maíz superó todas las expectativas. Otro toque de firmeza a los precios se lo dio la venta del día de 121 mil tons de maíz (de producción disponible) con destino México. El maíz sigue asistiendo a las preocupaciones del mercado ante lluvias ya excesivas, que empiezan a hacer sonar las alarmas de los compradores – saliendo a comprar futuros y por tanto subiendo los precios – de forma de posicionarse ante un nivel de abastecimiento en los meses de cosecha, que hoy en día resulta una incógnita. La soja alimentada de las preocupaciones del maíz, con la industria actuando en sentido parecido a la del cereal. Asimismo, dados los mejores precios los Farmers parecen aflojar el ritmo de ventas y suben la vara de los valores objetivo, lo que se choca de frente con una demanda preocupada, alimentando así la prima climática. Durante el fin de semana pasado cayeron fuertes precipitaciones sobre norte de Minnesota y centro de Illinois, manteniendo las preocupaciones latentes. Los pronósticos climáticos para diez y más días, si bien más secos, traen preocupación al no tenerse la certeza de si efectivamente mayor temperatura y ambiente más seco no se pasará de rosca hacia el otro lado, en una época critica en la entrada de la polinización, clave para la definición de rindes. FIMIX – Agrofinanzas
Cultivos de invierno perdieron área en esta zafra agrícola.
Se hace el viernes en sede de la ARS y con panelistas de elite
Los precios del maíz, la soja y en menor medida el trigo subieron esta semana en el mercado de Chicago, en un contexto de persistentes temores sobre la calidad de los cultivos estadounidenses, afectados por lluvias. “Vemos un alza vinculada sobre todo al clima”, resumió Dewey Strickler, de Ag Watch Market Advisors a la agencia AFP, observando que los precios del maíz y de la soja siguieron un movimiento iniciado el pasado martes y que el mercado del trigo los siguió. En Estados Unidos, entre martes y miércoles llovió en una parte del “Corn Belt” (cinturón del maíz), donde se encuentran no solo importantes cultivos de maíz, sino también de soja. “Escuchamos cada vez más hablar de problemas e incluso de inundaciones provocadas por condiciones húmedas” en esta región, indicó Strickler. Esto se sumó a cifras publicadas al inicio de la semana por el gobierno estadounidense sobre el estado de las plantaciones. Un poco peores de lo estimado, estas previsiones contribuyeron a un alza de los precios. Los precios agrícolas también se beneficiaron de un acceso de debilidad del dólar, tras el comunicado de la Reserva Federal de Estados Unidos que se mostró menos optimista sobre el crecimiento y el desempleo en Estados Unidos, tras mantener su política de tasas de interés de referencia muy bajas. La caída del dólar mejora las perspectivas de los exportadores.