Publicidad

El mismo compromiso de siempre con el sector agropecuario

Convencidos, como hace más de medio siglo, que “El Uruguay se levanta con el agro, o con él perece”.

whatsapp-image-2019-11-27-at-13-59-44.jpeg

Pablo D. Mestre, editor de Rurales El País.

Pablo D. Mestre | Editor de Rurales El País

whatsapp-image-2020-07-28-at-17-33-11.jpeg

Un aporte vital: el agro en el Uruguay, presente y futuro. El 31 de mayo del año 1968, El País publicó el resumen de lo que fue la reunión preparatoria de la primera edición de su sección agropecuaria. La crónica comienza expresando: “El Uruguay se levanta con el agro o con él perece. El esfuerzo que realizamos por crear una conciencia agraria nacional redituará con creces en un próximo futuro. Sensibilizar, en consecuencia, a los grupos de opinión en favor del campo, para que éste deje de ser ese gran desconocido de, lamentablemente, amplios sectores de nuestra ciudadanía, es un propósito tradicional de El País que se traduce en este nuevo aporte, a través del cual llegarán a sus lectores, opiniones muy autorizadas con respecto a la actividad agropecuaria, ese quehacer vital para el mejor destino de nuestro Uruguay”.

Tan cierto como actual más de medio siglo después…

En esa primera mesa redonda, en la que uno de los directores de El País, el Dr. Eduardo Rodríguez Larreta expuso el pensamiento del diario, estaban presentes: José Víctor Zerbino Cavajani, Francisco Haedo Terra, Fermín Carlos Boado, Luis y Eduardo Artagaveytia, Aníbal Durán del Campo, Francisco Bottana, Jorge Muñoz, Luis Eduardo Mallo, Raúl Arocena, Fernando Pérez Parrabere, además de los periodistas y demás autoridades de El País.

Hoy, en esta “nueva normalidad” del mundo, el compromiso de El País con el sector fundamental en le economía de Uruguay es el mismo.

Por eso, aún en tiempos en que las nubes cargadas de incertidumbres parecen cubrir con su manto a las certezas, apostamos a este nuevo producto que sale a la luz hoy, confiados que esas nubes sin dudas pasarán, como siempre sucede, y que vendrán vientos de optimismo en todos los rubros de la agropecuaria nacional. Y traerán nuevamente optimismo, pujanza y fe en el futuro.

Porque lo marca la rica historia del Uruguay. Es el sector agropecuario el que tracciona para alcanzar los cambios o, en su caso, las recuperaciones de la economía de todo el país.

En ese sentido El País apuesta, una vez más, al sector.

El suplemento Rurales reflejará cada domingo la información de todos los rubros. Y mucho más.

Estará el análisis de Nicolás Lussich, Rafael Tardáguila, la consultora Apeo y Fimix Agro finanzas. También la opinión de Martín Olaverry, entrevistas en primera persona a protagonistas del sector, indicadores del agro en la sección “números con letras”, informes especiales de Pablo Antúnez y Guillermo Crampet. Además, toda la actividad de los sectores agrícola y forestal a cargo de Hernán T. Zorrilla. Y más novedades que se irán incorporando.

Porque confiamos en la fuerza y el valor de lo que queda escrito, que no cambia con el pasar de los años, ni la irrupción de nuevas tecnologías. La comunicación con compromiso nunca perderá su peso.

Convencidos, como hace más de medio siglo, que “El Uruguay se levanta con el agro, o con él perece”.

Guillermo Crampet
Se agrava la sequía y las consecuencias serán profundas en todas las producciones. El litoral ha tenido más suerte, aunque con lluvias muy desparejas. La falta de agua le mueve el piso a las cadenas productivas y lo sentirá toda la economía.
El principal factor que impactó de forma negativa sobre los precios internacionales de la carne vacuna el año pasado fue la política de cero Covid en China. Eso quedó de lado, por lo que es lógico pensar que haya una evolución positiva del mercado en los próximos meses
Llama la atención que en estas horas se hable por todos lados de una situación que comenzó hace meses. Es como que recién ahora “la seca llegó a Montevideo…”
La economía china promete reactivarse este año, aunque todavía plantea incógnitas. Es un asunto clave para los agronegocios, en especial para el sector cárnico. Mientras, se siguen esperando lluvias más generalizadas. Si no hay más oferta, el efecto de una mayor demanda será acotado
Según José María Rodríguez, “se ven cambios en el patrón meteorológico, porque empieza a llegar más humedad a la región que dejará lluvias de mayor frecuencia y acumulados en febrero y marzo
En el presente artículo comentaremos los incentivos tributarios por inversiones en Uruguay, específicamente para el sector agropecuario y relacionadas con el “agua”, frente a esta situación particular de sequía que atraviesa el país. Los mismos son diferentes, dependiendo si se trata de un contribuyente de IRAE o IMEBA.
El 2023 será un año más exigente para los agronegocios y no solo por la sequía. Uruguay quedó con costos altos en 2022 y no será fácil revertirlo. Pero avanzar más despacio no es retroceder.
A partir de que China recompuso su producción de carne de cerdo tras superar la epidemia de peste porcina africana, los precios de esta proteína bajaron de forma drástica y llamó la atención que no lo hicieran los de la carne vacuna. La Ruta de la Seda, que está permitiendo la llegada de carne importada a zonas alejadas de la costa china, jugó un papel preponderante para sostener el precio del producto que se importa fundamentalmente desde América del Sur.
Las ventas de bienes al exterior marcaron un récord impactante y el desafío es mantener el impulso. No será fácil: el escenario externo está cambiando y los precios bajaron. Por esto, también tienen que bajar los costos, dentro y fuera de los establecimientos.
El segundo semestre de este año fue complicado para la ganadería, aunque terminó dando sorpresas positivas en la agricultura. Si el clima acompaña, estos agronegocios seguirán aportando a la economía.
El escenario económico global y local se muestra más restrictivo en el cierre del año, pero los establecimientos agropecuarios, en general, han acumulado fortalezas para seguir adelante. Ahora tienen que ayudar el clima y la conducción económica.
En los próximos años los cambios en el uso del suelo seguramente mantendrán la tendencia de los anteriores; con la segunda planta de celulosa de UPM, lo lógico sería que se dé un crecimiento adicional de la superficie destinada a la forestación, aunque no debería ser muy significativo

Publicidad

Publicidad