Lechería

Paso por paso: en qué consisten los cambios que tuvo el Fogale

Ignacio Buffa, subsecretario del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP), explicó que el Fogale es un fondo de garantía que tiene el objetivo de ayudar el endeudamiento del sector y perfilarlo en un horizonte más holgado desde el punto de vista del tiempo. 

El fondo permite, señaló, que los productores garanticen parte de su deuda a partir de dicho monto. 

“El instrumento por diferentes motivos había usado parcialmente. Era de US$ 30 millones y el sector había usado cerca de US$10 millones, en números redondos. Había un dinero de fondo que no estaba siendo utilizado”, dijo. 

En ese sentido, el MGAP y el Instituto Nacional de la Leche (INALE) empezó a trabajar en las restricciones del fondo, y algunas de ellas pasaban por el monto que se garantizaba de deuda. “Trabajamos en tratar de aumentar el tope, pasando de US$ 25 mil a 125 mil de deuda”, explicó. 

En tanto, informó que las deudas que se garantizan están con el sistema financiero en su amplitud y sistemas privados también. 

“El fondo va a permitir solucionar un tema importante de endeudamiento del sector lechero. Es la deuda promedio que tiene en muchas categorías el sector. Al ampliar el tope va a permitir que los productores lo vean como una alternativa porque se pasa al largo plazo, hasta ocho años”, añadió. 

Eso, además, explicó que juega en el mercado porque el sistema financiero va a proponer alternativas de financiación y que se vea como un sector más atractivo. 

Las tasas del instrumento van a depender del mercado, no hay una tasa subsidiada. 

“Ya está operativo. Hubo algunas críticas. Tomamos nota y tratamos de negociarlas hasta llegar a un instrumento que recoge la mayor cantidad de necesidades que las gremiales nos transmitieron. Está operativo, vigente y está abierto a recibir las consultas para canalizar el instrumento. Que los productores llamen a Inale que van a canalizar todas las consultas particulares”, contó.

En tanto, informó que el tope hoy es de US$ 20 millones disponibles. El uso del instrumento, aclaró, tiene varios elementos importantes y difíciles. 

A modo de ejemplo, Buffa señaló que cada dólar que hay en el fondo, no vale un dólar, sino vale más y eso es el denominado “apalancamiento”. 

“Fogale apalanca, al menos, por dos. Si tenemos US$ 20 millones nos va a servir para garantizar US$ 40 millones”, comentó. 

Por otro lado, está el porcentaje de cobertura, es decir “qué porcentaje de la deuda puedo garantizar con este fondo”. 

“Pretendemos que la medida sea utilizada por la máxima cantidad de productores posibles, que el problema sea que no tengamos más fondos para garantizar deudas. Las condiciones que mejoramos en el Fogale fueron a partir del estudio del endeudamiento y que sea lo más atractivo para la gran masa de productores”, añadió.

Fondo Lechero. Sobre el fondo lechero, Buffa explicó que hoy este fondo tiene un impacto en el 17% del margen del sector lechero. “Cuando las gremiales exigen que se resuelva el tema tienen total razón”, dijo a propósito. 

“Tener plazo pero no rentabilidad genera temas complejos y por eso lo venimos trabajando de forma simultánea”, concluyó. 

Escuchá la entrevista completa a Ignacio Buffa: