Publicidad

A porrazos y comiendo tierra: La Criollita que llegó a Brasil

Margarita Gremminger Gaggero representó a Uruguay y demostró todo su potencial en el reality show brasilero, “Mulheres na doma”

whatsapp-image-2020-12-05-at-12-53-26-3.jpeg

A sus 21 años Margarita María Gremminger Gaggero (hoy de 22) participó de una serie de televisión brasilera sobre doma de caballos: Mulheres na doma[/caption]

Su familia siempre la apoyó, sobre todo su madre Inés, su “gran compañera” en estas andanzas. Al día siguiente compraron los pasajes y, tras 21 horas de viaje, llegó a cabaña Mapuche, en Pomerode, cerca de Santa Catarina.

Una vez en el lugar y junto con sus ocho compañeras (de Paraguay, Argentina y, sobre todo, Brasil) debieron elegir, mediante un sorteo, a sus potros.

“Me tocó el número tres. Me llamaron y estaban esperando a que entre al brete a elegir mi potro. ‘A preta’, dije. Era una potra oscura que desde que la ví me enamoré. Para mis adentros pensaba que si me iba a caer, o si me pasaba algo, por lo menos que fuera con una buena yegua. Elegí la que más me gustaba, la más linda: grande, de buen porte, oscura tapada. Después de que la elegí consulté un poco sobre los padres, y resultó que la madre era la mejor yegua de la cabaña y el padre era un caballo que mi abuelo era fanático. ‘Este caballo es bueno, este caballo es bueno’, me decía siempre.

Haber elegido una yegua que era la única hija de ese caballo fue ‘pa…’ Puede ser una pavada, pero tata me estaba acompañando”, dijo.

Los potros eran chúcaros, sacados del campo. El trabajo que tenían era de entrar a la manga, le pusieron bozal, le dieron toma y los tusaron.

“Entró mi morocha al tubo, le pongo el bozal, pero cuando voy a montar el caballo para amadrinarla era un padrillo y mi yegua estaba alzada. ‘Dije, bueno, que sea lo que Dios quiera. Ella salió parecía una pantera. Sentí una adrenalina brutal, pero increíblemente no sentí miedo. ‘Esto me gusta’, pensé. Peleó un poco, pero era inteligente. Se entregó enseguida”, dijo.

No fue todo color de rosas, hubo muchos porrazos para las dos y Margarita ligó varios golpes.

“El día antes de la presentación final quise probar y andar con espuelas, pero fue cuestión de segundos que yo estaba tragando arena en la pista. Me volví a subir y seguimos”, contó.

Por sobre todas las cosas, Margarita valoró lo aprendido durante los 15 días del programa. “Me terminé de convencer de que es algo que quiero para mi día a día. En un par de años estoy terminando la carrera y voy a tener más tiempo para dedicarle a esto que quiero sea una profesión, no solo un hobbie”, concluyó.

whatsapp-image-2020-12-05-at-12-53-26-2.jpeg

Representó a Uruguay. “No fui consciente, pero traté de cumplir”

whatsapp-image-2020-12-05-at-12-53-26-1.jpeg

Margarita confesó que nunca fue muy consciente de que con su participación en el programa brasilero representó a Uruguay. De hecho, contó que le tomó tres días saber que estaba en un reality y que la estaban filmando .

“Mis amigos se ríen porque los primeros días de grabación yo estoy así nomás, trabajando. Al tercer o cuarto día ya estaba más prolija porque me cayó la ficha que estaba en Brasil representando a Uruguay”, explicó.

Sí aseguró que trató de dar lo mejor, de ser transparente y mostrar lo que es Uruguay: “Gente sencilla, humilde y que nos caemos, pero nos volvemos a levantar”, contó.

“En Brasil nos admiran mucho. Me decían ‘castellana’, nos tienen mucho cariño y mucho respeto.

Los uruguayos en Brasil, con toda la movida de los Criollos, se han hecho querer y han demostrado que tiene potencial. Me llevó un tiempo darme cuenta que estaba representando a mi país, no me había puesto esa presión. Trate de ser lo más natural posible y de cumplir”, concluyó.

Lucas Gremminger: “El Criollo siempre fue el ámbito de Margarita”

whatsapp-image-2020-12-05-at-17-05-38.jpeg

Margarita junto a sus padres, Lucas e Inés.

“Como padres nos impresionó un poco que hubieran seleccionado a Margarita para esto. Si bien ella se ha desarrollado en el camino de los Criollos, por su puesto nos puso nerviosos que se fuera tan lejos a meterse en temas de doma. Cuando nació Margarita vivíamos todavía afuera, en el Curupy. Por un lado se crió entre los caballos, tiene conocimiento y ha estado con la gente de la estancia cuando doman. Pero otra cosa es que ella se metiera a domar. Nos impresionó la visibilidad que tuvo en el programa. Es impresionante la cantidad de gente que lo mira. A los chicos les tenemos mucha confianza, sabemos la educación que tienen atrás, pero como padres nos puso nerviosos que se enfrentará a alguna situación compleja sola y lejos. A los pocos días tuvimos algún Whatsapp, pero no era muy fluida la comunicación. Sabíamos que estaba bien y pasando lindo. Supimos del golpe y nos puso nerviosos. Fue una muy buena experiencia, con una dimensión mucho más grande de lo que nos imaginamos en un principio. Pero verla tan involucrada no me extraña para nada porque siempre fue su ámbito”.

Sin su mano izquierda, Alfonsina Maldonado es una atleta olímpica que ignoró sus obstáculos
Los secretos de las quebradas son mejor contados por quien los vivió: turismo, historia y conciencia natural
La vida de campo es diferente. La vida de antes también era diferente. Ni mejor, ni peor: diferente. Y es tal vez en el campo, en ese contacto genuino con la paisanada, con la naturaleza, con la libertad más pura para los niños, es donde se forjan algunos valores que perduran de generación en generación. Es la historia de la familia Zorrilla de San Martín, mi familia, que abandonó la comodidad del centro de Montevideo para criar a sus hijos en el campo, explotando la agropecuaria y haciendo crecer una estancia que estaba semi abandonada. Hoy, me siento en la responsabilidad y el desafío de transmitir esta historia que enaltece el valor de la familia, así como la de tantos otros en nuestro país, que no han utilizado la vida de campo y la producción agropecuaria solamente como medio para vivir, sino que ha sido indiscutiblemente su fin
El trabajo siempre es la primera y principal lección. Con él se sale adelante y se alcanzan los objetivos. Así lo entiende Elizabeth Misa
Hace un año se le murió 2/3 del rodeo, pero hoy Alejandro Henry está de nuevo en pie y traccionando
Cuando a las “chinitas” se les da por jinetear. Las historias de Lucía Cardozo y Alexandra López, porque sigue dando criollas el tiempo...
José Luis “Coche” Inciarte tiene 73 años, es ingeniero agrónomo, fue tambero por casi 4 décadas y es sobreviviente de Los Andes
En julio pasado a Juan Velázquez una jauría le mató prácticamente toda la majada; gracias al apoyo recibido se levantó y apostó al rubro
Dos jóvenes de Solís de Mataojo nos muestran los secretos que esconden los montes y las sierras, el Uruguay que no conocemos...
Se realizó la tercera edición de Protagonistas del Agro, un evento organizado por la Agropecuaria de Dolores, el cual propone conocer más sobre la vida de actores claves relacionados con el agro. En esta ocasión participaron Darío Jorcin, Carlos María Uriarte y Gerardo Zambrano
Patricia Santos fue la primera uruguaya en viajar en un buque de exportación en pie a Turquía
Por segunda vez consecutiva una oveja Highlander con Texel parió cuatrillizos, todos en muy buen estado

Publicidad

Publicidad