Ganadería

Se registró caso de fiebre porcina a 80 kilómetros de la frontera de Alemania

El caso responde a un jabalí atropellado en Polonia.

Frontera de Alemania. Foto: Sputniknews

En la Unión Europea, el virus causante de la peste porcina africana (PPA) está a 80 kilómetros de la frontera con Alemania, un productor fuerte que en 2018 tenía 26,9 millones de suínos y que en los últimos años fue superado por España.

Según publicó el portal Eurocarne, se registró un caso de la enfermedad a solo 80 kilómetros de la frontera con Brandeburgo.

Según el Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura de Berlín, el servicio veterinario polaco anunció la semana pasada que detectó la enfermedad en un jabalí muerto, que fue encontrado en el condado de Wschowa en la Voivodato de Lubusz.

Según el servicio veterinario polaco, el jabalí fue atropellado entre Slawa y Nowa Sól y se le realizaron exámenes para determinar la presencia de PPA. No se cree que haya granjas porcinas en la región, pero el Voivodship y el servicio veterinario aún van a llevar a cabo exámenes para verificar esta posibilidad.

Los expertos creen que, dado que el jabalí se encontró a casi 300 kilómetros de otras ubicaciones de brotes en Polonia, esto podría ser solo un caso aislado, Alemania no está corriendo riesgos.

El Ministerio de Agricultura ha declarado que la epidemia es una amenaza actual para Alemania y está tomando medidas para evitar que ingrese al país, incluida la mejora de las comunicaciones con Polonia.

El Ministerio de Protección al Consumidor en Berlín se ha estado preparando para un brote de peste porcina en Alemania durante los últimos dos años, según el portavoz Uwe Krink. Sin embargo, el ministerio aparentemente no esperaba encontrar un caso tan cerca de las fronteras alemanas. La Secretaría de Estado aconsejó a las personas que viajan a Alemania desde países infectados que no traigan carne y embutidos.

También advirtieron contra la alimentación de jabalíes o de dejar alimentos alrededor de sus hábitats. Los criadores de cerdos también deben evitar que sus animales entren en contacto con jabalíes salvajes.

La peste porcina africana se expandió fuerte por la Unión Europea y principalmente por Asia, donde China, que es el principal productor mundial de cerdos, debido sacrificar más de 10 millones de cabezas. Con menor volumen de carne suína —básica en la dieta de los países asiáticos— , los importadores Chinos salieron a romper el mercado, comenzaron a habilitar más frigoríficos en el mundo para que exporten carne bovina e incrementó sus importaciones de carne aviar y suína desde Brasil.