Ganadería

Exhortan a prevenir las enfermedades ante las crecidas

Hay que mantener al día la sanidad en cada establecimiento.

Foto: AFP.

El clima está favoreciendo la producción de pasturas, beneficiando a la ganadería con campos que siguen acumulando forraje, pero también ayuda al desarrollo de enfermedades. Es por eso que el Dr. Rafael Carriquiry, técnico del Instituto Plan Agropecuario (IPA) recomendó a los productores ganaderos que “revisen y mantengan al día los planes sanitarios” de  cada uno de los  establecimientos.

Si bien el técnico que trabaja mucho en la zona norte del país, explicó que todavía no surgieron problemas sanitarios importantes, exhortó al sector productivo a “mantenerse alerta”, porque van a surgir.

Entre esos problemas sanitarios a tener en cuenta están las parasitosis, tanto internas como externas, como es el caso de la garrapata.

“Hay mucho pasto y de muy buena calidad, pero los problemas sanitarios van a aparecer. Los parásitos van a explotar y hay que tomar las medidas a tiempo”, admitió Carriquiry.

El técnico también reconoció que con las inundaciones “la leptospirosis puede llegar a ser un problema también”, por más que sea una enfermedad de invierno.

Advirtió a los productores que “tengan cuidado con los lugares donde hubo crecientes. Si en esas zonas se concentra el pastoreo porque hay mucha área inundada, ese es uno de los lugares más peligrosos y se debe tener más cuidado todavía”.

La clave es ver que esté al día el plan sanitario y “prevenir los problemas que pueden ir surgiendo y no esperar a que aparezcan”,  explicó el técnico del Instituto Plan Agropecuario.

Ovinos. El exceso de lluvias tiene a mal traer a los ovinos, especie  que siempre vive mejor con clima seco.

En ese sentido, el Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), a través de sus técnicos, recomienda  el manejo del pastoreo.  Desde un principio debe evitarse la acumulación excesiva de forraje en todos los potreros y “fabricar” potreros específicos para ovinos en donde haya una importante carga de vacunos.  La decisión temprana de “abandonar” ciertos potreros con exceso de pasturas (cierre) termina siendo lo más recomendable para ovinos y recrías vacunas.

En materia de rengueras o manqueras, signos tardíos  de afecciones podales, el SUL recordó que “madres con Pietin    en la lactancia inexorablemente destetan corderos con presencia de la enfermedad.

Toda vez que se planifica la ida de la majada a los corrales se deberá aprovechar la oportunidad para realizar baños podales.

Rurales EL PAIS