Ganadería

El stock de terneros será histórico en este ejercicio

Plan Agropecuario proyecta que se llegará a 2,9 millones.

Terneros.

Pablo Antúnez

El Instituto Plan Agropecuario (IPA) está proyectando un récord histórico en la producción de terneros al cierre de este ejercicio 2019/20. La categoría llegaría a 2,9 millones de cabezas, cuando el máximo que había alcanzado hasta ahora fue 2.780.000 animales.

El crecimiento en el stock de terneros responde a los estímulos de precios que viene enfrentando el subsector de la cría bovina en los últimos años, pero el aumento se registra con la misma cantidad de vientres en el rodeo de cría, lo que muestra una mejora de la eficiencia.

Muchos productores retuvieron vientres e incluso incrementaron los servicios, ingresando vaquillonas al rodeo aunque no dieran el peso o la edad necesaria, buscando producir más terneros.

“El número de vacas entoradas se va a mantener casi constante y habrá un aumento de 10% en vacas de invernada. Si bien parece mucho, en cabezas son 40.000”, explicó a El país el Ing. Agr. Esteban Montes, técnico del Instituto Plan Agropecuario (IPA), en el marco de su proyección del stock ganadero.

A nivel general el stock bovino subiría 4,8% en el actual ejercicio ganadero, con 11.700.000 y comparado con el anterior, el aumento representa 530.000 animales más.

Novillos. El especialista del IPA estimó que juntando los novillos de dos a tres y de más de tres años, categorías que están más bajas porque fueron afectadas por la exportación en pie y por bajos ingresos en momentos determinados, se seguirá en niveles mínimos.

“Esa categoría venía en niveles mínimos históricos de 900.000 cabezas y mirando un promedio de 10 años es de 1,4 millones. Ese mínimo se mantendría en 900.000 cabezas y se faenan 600.000 cabezas”, agregó Montes. Las cifras demuestran que novillos hay.

Lo que subiría fuerte son “los novillos de 1 a 3 años. En los últimos tres años, esta categoría venía por debajo del millón de cabezas y ahora subiría a 1,2 millones.

“Es un aumento importante que obedece a una baja faena que hubo en el segundo semestre del año pasado y a la menor exportación en pie”, argumentó Montes.

Vaquillonas. A su vez, la faena de vaquillonas, producto de la exportación de carne dentro de la cuota 481 y de la demanda del mercado interno, es alta, con una industrialización de casi 300.000 vaquillonas. Los corrales, según la proyección del IPA, están aportando 100.000 vaquillonas a faena.

Más allá de esa faena alta, “hay más vaquillonas que entran al servicio y ese es otro factor que está ayudando a mantener las vacas de cría”.

“El stock de vaquillonas de 1 a 2 y más de 2 años, se mantendría constante. Todo ese movimiento fuerte en las vaquillonas no está afectando el stock de vientres, ni tampoco afecta a la cría en nada”, afirmó Montes al analizar los números.

Las vaquillonas estarían representando al cierre del ejercicio el 14% de la faena, cuando hasta ahora representaban el 10%, como se mencionó anteriormente, por la demanda dentro de la cuota cárnica de alta calidad con la Unión Europea y por presión del abasto.