Empresas

Seguro de paro en frigorífico PUL

La situación afecta a 500 trabajadores de la empresa en Melo.

Frigorífico Pul. Foto: Darwin Borrelli

Alrededor de 500 trabajadores que se desempeñan en el frigorífico PUL de Melo fueron enviados al seguro de paro. Ya la empresa había adelantado licencias. Este frigorífico forma parte del grupo brasileño Minerva, que también controla las importantes plantas Canelones y Carrasco. Estas industrias tienen un fuerte perfil exportador e importantes niveles de faena. El PUL está negociando hace meses con el sindicato de la empresa para renovar el convenio colectivo pero las tratativas están estancadas.

El grupo Minerva, ante la escasez de ganado para la faena, decidió direccionar el ganado a los frigoríficos Carrasco y Canelones. El sindicato de este último ya notó que se incrementó el procesamiento en estos días. El otro gran grupo brasileño con importante presencia en la industria uruguaya de la carne es Marfrig.

Martín Cardozo, presidente del sindicato del frigorífico Carrasco, explicó a El País que ya hubo envíos al seguro de paro en el PUL sobre mediados del año pasado y en ese momento se tomaron medidas solidarias con los trabajadores de la planta de Cerro Largo en el Carrasco. Cuando, sobre fin de año, la situación se dio a la inversa y el Carrasco mermó su actividad, en el PUL se trabajó de lunes a sábado y no hubo reciprocidad con la actitud que el gremio de la planta del Paso Carrasco había tomado, aseguró Cardozo. Según el sindicalista, eso hará que esta vez sea más difícil explicar a los trabajadores del Carrasco que se deben tomar de vuelta medidas solidarias y enlentecer la matanza de ganado aunque probablemente igual se haga.

En el sector de la industria cárnica en el que trabajan algo más de 12.000 personas (de las cuales más de 6.000 están agremiadas) hay una división sindical de larga data. Hay dos Foica (así se llama el sindicato de la industria cárnica) y posiblemente ninguna de las dos pueda estar presente en el próximo congreso del Pit-Cnt del mes próximo.

El sindicato del Frigorífico Carrasco pidió explicaciones sobre el destino de un aporte que hizo a la Foica por US$ 20.000.

Rurales EL PAIS