Empresas

Mujeres rurales expusieron productos para promover el mercado

De San Jorge, Aguas Buenas, Las Palmas y Puntas de Herrera.

Víctor D. Rodríguez | Durazno

Unas 23 mujeres rurales de cuatro localidades del interior del departamento de Durazno, expusieron sus trabajos y recibieron diplomas en el cierre del programa “Oportunidad: Inclusión económica de mujeres rurales a través del rubro textil”, impulsado por la Fundación UPM, el Centro de Promoción de la Dignidad Humana (CEPRODIH) y la Intendencia a través de Durazno Integra.

En la oportunidad el Intendente, Carmelo Vidalín, anunció que promoverá espacios de exposición y ventas de productos realizados por mujeres rurales, en eventos y en el Bioparque.

La actividad cumplida el jueves en la Sala Lavalleja de la ciudad de Durazno, está enmarcada en el impulso de Fundación UPM buscando estimular el espíritu emprendedor y el fortalecimiento integral de los grupos que ya contaban con clases de costura a cargo de la Intendencia de Durazno.

Las 23 mujeres recibieron durante un año capacitaciones en tres áreas: técnicas específicas dentro del rubro textil, técnicas para fortalecer mecanismos de comercialización y asesoramiento en la implementación de un plan de negocios acorde a sus posibilidades y aspiraciones para formalizar sus emprendimientos.

De la entrega de diplomas y expoferia participó el intendente Vidalín, quien felicitó a las mujeres de San Jorge, Aguas Buenas, Las Palmas y Puntas de Herrera, por la buena calidad de las prendas y accesorios confeccionados y expuestos durante todo ese día en la sala.
“En el marco de este proyecto los grupos de costureras crearon sus planes de negocio, marcas y logos para poder comercializar las prendas de vestir, accesorios y artículos para el hogar que confeccionan. “Montana”, “Aguas Buenas Crece” , “Las Palmas Sueña” y “Creaciones Punta de Herrera” y “SJ” ya cuentan con páginas en Facebook donde se las podrá contactar para comprar camisas, chalecos, pantalones, bombachas de campo, manteles, servilletas, almohadones y accesorios o encargar productos con telas o talles a medida”, informó UPM.

Cecilia Lima, integrante del grupo de costureras de Las Palmas, Durazno, dijo que “el proyecto es una muy buena experiencia, como equipo, y de aprendizaje. Aportó valores, enseñanzas, expectativas a futuro para seguir comercializando y esperando nuevas propuestas que surjan”.

Este programa también se está llevando adelante en la localidad de Grecco en el departamento de Río Negro con costureras de esa comunidad y de Paso de los Mellizos que viajan hasta allí para recibir las capacitaciones en el aula digital instalada por Fundación UPM en el marco del proyecto “Conectando el Uruguay Profundo”.

La Fundación UPM promueve y fomenta la educación, capacitación y emprendedurismo en más de 150 comunidades rurales del interior del país, situadas en la zona de influencia de la empresa. El objetivo de la Fundación es promover el desarrollo genuino de estas comunidades en el largo plazo, articulando proyectos con organizaciones sociales y referentes locales.

Productos en eventos y en el bioparque. 

En la convocatoria, Vidalín anunció que promoverá con los concesionarios del Bioparque “Washington Rodríguez Piquinela”, “lugar que todos los fines de semana es visitado por 2.000, 2.500 personas, para abrir esa puerta y esas posibilidades, son 2.500 personas que llegan todos los fines de semana” y promoverá “que cuando en determinados eventos -puso el ejemplo de la Expo Durazno de la Sociedad Rural de Durazno- y otros eventos que cuentan con colaboración de la Intendencia, la inclusión “de una pequeña clausula que indique ‘deberá otorgarse un stand’ para que nuestras mujeres puedan tener un lugar donde promover y vender sus productos”.

Importancia de radicación de industrias.

El jefe comunal duraznense, hizo referencia a la importancia de la llegada de UPM a la zona centro,”la palabra que suena más linda al oído de cualquiera es la palabra ‘gracias’ y la palabra ‘gracias’, muchas veces nos cuesta pronunciarla; yo le digo gracias a Ceprodih, le digo gracias a UPM, pero también digo que una forma de decir gracias es poder transmitir a quienes nos escuchan, a quienes se encuentran con nosotros, que UPM no es solamente una empresa que viene desde el exterior como se cree de parte de algunas personas a vendernos ‘espejitos’ o a llevarse nuestra riqueza, nuestro dinero o a contaminar nuestro río Negro, no es así, esta empresa que viene a estar con la mano extendida para llegar con esa mano y ese brazo que se extiende cada vez más al que más lo necesita, en lo más profundo de nuestro Uruguay, en lo más profundo de nuestro Durazno, entonces debe ser por parte de cada uno de nosotros una obligación saber transmitir con las palabras adecuadas al mundo en general como este emprendimiento también a nosotros nos ha cambiado la vida, porque nos ha abierto las puertas para poder soñar con un futuro más venturoso, que no es el futuro de las dádivas, sino que es el futuro del crecimiento personal, un crecimiento personal que generalmente necesita que encontremos a alguien que cultive la virtud de la magnaminidad; es decir, dar más de lo que recibe, para que cada uno de nosotros pueda ser un poquito más feliz.