Campos

Qué novedades propone el proyecto de ley de Presupuesto sobre los impuestos del agro

Productores podrán optar por el catastro mediante el cual pagar el impuesto al patrimonio

Entre otras cuestiones, el proyecto de ley de Presupuesto presentado en la noche del pasado lunes por la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche; y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Isaac Alfie, implica algunas novedades en lo que refiere al tema tributario, precisamente en el cálculo del valor catastral en lo que es el impuesto al patrimonio.

En diálogo con Rurales El País el contador Federico Camy, integrante del estudio de Guyer & Regules, hizo referencia a uno de los cambios que presenta esta normativa, referida al cálculo del valor catastral del impuesto al patrimonio. Este tributo tuvo, recientemente, un incremento de 36% en valores nominales, dado que va en función del índice de productos del agro.

Si bien la normativa presentada en el Palacio Legislativo no corrige ese aumento, permite al contribuyente optar entre el catastro ajustado por este índice de precios agropecuarios (que puede volver  a tener un salto) o tomar, en cambio, el catastro que se usa para calcular la contribución inmobiliaria rural y/o el impuesto a primaria. Dicho catastro evoluciona según el IPC (índice de precios al consumo) y, según explicó el especialista, “va más lento” dado que es constante con la inflación (y ha tenido un aumento entre un 7% y 9% como los últimos años).

“Es una norma que da una solución para que no se repita lo que pasó este año y permite, además, tomar el menor de los dos catastros. Es decir, evita los golpes brutos”, señaló.

De igual forma, Camy expresó que esto “no tiene nada que ver” con la contribución inmobiliaria rural: “Es exclusivo para el impuesto al patrimonio, porque tiene una base catastral diferente”, dijo.

A pesar de que este impuesto involucra a un núcleo muy menor de productores, en las arcas del Estado recauda más o menos unos US$ 60 millones al año.

Además, según lo expresado, este impuesto “es ciego”, es decir, se paga a pesar de las cuentas e ingresos de las empresas.

“La ley de Presupuesto no tiene nada sobre achicar la carga en los impuestos fijos. No hay cambios en la tributación de tributos ciegos, que son casi el 60% de lo que recauda el sector”, concluyó.

La normativa propuesta cuenta con 690 artículos y 296 páginas. El texto deberá ser aprobado por el Senado y Diputados, con 45 días como tope máximo de discusión en cada cámara.

Escuchá la entrevista completa a Federico Camy: