Agricultura

Se pierden US$ 22.000 millones por desastres climáticos

En cultivos de toda América Latina y según estimó FAO

AFP fotos – trigo.

EFE | La agricultura de América Latina y el Caribe fue la tercera más golpeada por desastres en el mundo, después de la de África y Asia, con pérdidas que alcanzaron los US$ 22.000 millones en un periodo de diez años, según informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La institución precisó en su análisis que la sequía en América Latina y el Caribe fue el tipo de desastre más costoso entre 2005 y 2015, causando pérdidas en los cultivos y el ganado por  US$ 13.000 millones. En la región las pérdidas agrícolas aumentaron considerablemente entre 2010 y 2015, con auges pronunciados en 2012 y 2014 producto de severos episodios de sequía relacionados con el fenómeno de La Niña.

El fenómeno climático devastó las cosechas de cultivos en Argentina y Brasil en 2012 y gran parte de Centroamérica en 2014, especialmente los cultivos y ganadería en El Salvador, Guatemala y Honduras.

En términos de cultivos, los más afectados por desastres entre 2005 y 2015 fueron las leguminosas como frijoles, lentejas y garbanzos, con pérdidas cercanas a los US$ 8.000 millones.

Según la FAO, a nivel global, los desastres naturales costaron a los sectores agrícolas de las economías de los países en desarrollo la “alarmante” cifra de US$ 96.000 millones en daños a la producción agrícola y ganadera.

La mitad de estas pérdidas, por un valor de US$ 48.000 millones, ocurrió en Asia.

En esta parte del mundo, la agricultura se vio bastante afectada por los desastres ya que las inundaciones y tormentas provocaron los mayores impactos, pero los sistemas agrícolas asiáticos se vieron también muy perjudicados por terremotos, tsunamis y temperaturas extremas.

Tanto en África como en América Latina y el Caribe, la sequía es el tipo de desastre más costoso, causando pérdidas en los cultivos y el ganado de US$ 10.700 y US$13.000 millones en esas regiones, respectivamente, entre 2005 y 2015, concluye el informe.

A su vez, los rendimientos de la soja en Argentina están muy por debajo de sus promedios históricos como consecuencia del problema climático que hace meses golpea al país, recordó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que advirtió que si no hay nuevas lluvias en las próximas semanas habrá más pérdidas en la cosecha. Estiman levantar 39,5: de toneladas.

Rurales EL PAIS