Agricultura

Plan Sorgo de ALUR ofrece US$ 160 por tonelada y beneficio por entrega temprana

Estiman cerrar contratos por un área total de 10 mil hectáreas.

Sorgo de ALUR.

Alur lanzó al mercado el Plan Sorgo 2019/2020 “manteniendo los contratos de producción” y ofreciendo “mejores condiciones” para aquellos productores que realicen entregas tempranas, comentó a Rurales El País Andrés Pena, jefe de División de Comercialización de la empresa.

Explicó que Alur “sigue promoviendo el desarrollo del cultivo”, destacando la importancia del sorgo “en las rotaciones agrícolas y como una de las principales materias primas empleadas en la producción de etanol y DDGS en la planta de Paysandú”.

Dentro de las novedades del plan, Pena destacó la concreción de contratos por área, donde “se compromete un rinde mínimo de 2500 kilos” pero “sin tope máximo de rendimiento sobre el área justificada” en la intención de siembra, que se debe presentar hasta el 20 de septiembre.

La fórmula de precio mantiene condiciones similares a la zafra pasada, “la referencia mínima se estableció en US$ 160 por tonelada y una bonificación de US$ 5 para aquellos productores que realicen entregas tempranas”, con fecha máxima hasta el 20 de abril de 2020, comentó el Jefe de División de Comercialización de Alur y agregó: “Los productores con entregas tempranas también quedan exonerados de descuentos por daños”.

Pena explicó que al valor fijado, los US$ 160 por tonelada, posteriormente “se calcula el promedio del 80% de las referencias del maíz de la Cámara Mercantil entre abril y agosto de 2020, y si ese promedio da por arriba del mínimo, rápidamente se corrigen las liquidaciones a ese precio final”.

Los contratos “no exigen una área mínima obligatoria”, hoy Alur “apunta a lograr acuerdos por unas 10 mil hectáreas”, una superficie que “es un promedio de las últimas zafras”, contó Pena.

Y en cuanto a la distancia de los campos, el Jefe de Comercialización de Alur dijo que es natural que los contratos se cierren en un radio de 100 kilómetros a la planta de Paysandú, pero con las bonificaciones “buscamos incrementar el radio y llegar al corazón agrícola”.