Agricultura

Exportaciones caen por tercer mes debido a menos disponibilidad de soja

En junio las ventas al exterior bajaron 17%; la sequía afectó.

AFP PHOTO/Yasuyoshi.

La soja había cerrado el 2017 como el tercer producto más exportado con un crecimiento de 36%, tras una cosecha récord. Sin embargo, este año comenzó con complicaciones por la sequía que afectó al cultivo en el momento de su desarrollo y el menor rendimiento ha hecho que se derrumben las exportaciones.

En efecto, las colocaciones de soja cayeron 53% en el primer semestre del año frente a igual período de 2017. Esa reducción también impactó en el registro global del comercio exterior: lleva tres bajas mensuales consecutivas y el crecimiento en el semestre es apenas 2,3% por las mejoras de otros productos como la celulosa, la madera y la carne.

Ayer se conoció el dato de junio, que mostró una baja de 17% de las ventas al exterior al totalizar US$ 863 millones incluyendo las zonas francas, informó el Instituto Uruguay XXI.

Esto se suma a las caídas de 0,2% de abril y de 0,8% en ma-yo, todas explicadas por lo ocurrido con la oleaginosa —por ejemplo, si se la excluye las exportaciones en junio habrían crecido 6%.

Igualmente, el semestre inicial de 2018 es el mejor para el sector exportador en los últimos tres años.

El principal producto colocado fue la celulosa, que creció 42,7% frente al año anterior y alcanzó ventas por US$ 837 millones, un incremento que “se explica fundamentalmente por la tendencia creciente experimentada por los precios, mientras que el volumen mostró una leve retracción”, repasó el informe de Uruguay XXI.

El segundo producto fue la carne bovina, que vendió al exterior por US$ 830 millones con un aumento de 8,5% en relación al semestre inicial de 2017. “Este crecimiento se basó tanto en mayores precios, como en el aumento del volumen exportado”, destacó el informe oficial. China, con más de la mitad del volumen exportado, es el destino principal para la carne, seguido por la Unión Europea con 14%, al tiempo que los embarques hacia Estados Unidos e Israel se redujeron entre enero y junio (igual son el tercer y cuarto destinos).

En tanto, las exportaciones de madera y subproductos se duplicaron en los primeros seis meses del año respecto al pasado: el total exportado —sin tomar en cuenta lo dirigido a las zonas francas de las empresas de celulosa— llegó a US$ 10 millones con 1,2 millones de toneladas de pino (92%) y 98.000 toneladas de eucaliptus (8%); también tuvieron una evolución positiva las ventas de chips y de tableros de madera.

La contracara de estas evoluciones es la soja, donde ni el aumento de 8% en el precio promedio de colocación en el semestre logró compensar la caída del volumen exportado.

El descenso de 53% de las ventas externas de la oleaginosa estuvo propiciado por los menores rendimientos durante la cosecha, que pasaron de cerca de 3.000 kilos por hectárea en la anterior zafra a una estimación de 1.241 kilos por hectárea en el presente año. Hace unas semanas, las gremiales rurales estimaron en US$ 850 millones las pérdidas por estos inconvenientes.

Rurales EL PAIS