Agricultura

Los primeros 50 años de Interagrovial

La empresa fundada por don Julio Blanco Durán festejó el medio siglo y proyectó más.

Mirando al futuro. El Cr. Julio Blanco reconoció a quienes han apoyado en estos 50 años, pero proyectó la empresa para delante. Foto: Gerardo Pérez.

Pablo D. Mestre. 
El Cr. Julio Blanco Vicente se salió de protocolo en el acto, pero “no por ser transgresor, sino por un acto de justicia”.
Es que agradeció, en su nombre de las marcas que representan, a todos y cada uno de los que hicieron posible el 50º aniversario. “A todos aquellos que confiaron en Interagrovial desde el 1º de agosto de 1967 hasta hoy, a nuestros clientes a los que están presentes y a los que no lo están”.
Agradeció la presencia de la gran delegación de John Deere, procedentes de distintos países, “en la persona de mi amigo y jefe Sam Allen, pues sabemos que han hecho un esfuerzo importante para estar aquí junto a nosotros”.
También lo hizo con “nuestros amigos y colegas dealers de John Deere de Brasil, Argentina, México, Paraguay, Chile, Perú y Colombia”.
Y especialmente a su gente. “A mi equipo, el equipo de Interagrovial, directivos, asesores, gerentes, administrativos, personal de atención al cliente, mecánicos, técnicos, personal de seguridad y limpieza a todos y cada uno de los que trabajamos cada día para que esta historia se pueda contar esta noche, muchas gracias por el apoyo incondicional”.

La historia. El Cr. Blanco recordó que hace 50 años “un hombre soñó que su empresa podía trascender en el tiempo y que su hijo de un año y medio podría hablar esta noche para todos ustedes”. Y agregó que “no es casual que esto se haya hecho realidad ya que mi padre Julio Blanco Durán es y fue siempre un emprendedor con una vocación de servicio muy comprometida”. Mencionó que “hoy es un hombre de 95 años que debe estar orgulloso por todo lo que le ha dado a su familia y a la sociedad uruguaya”.
Don Julio, como todos le acostumbran decir, según su hijo, es un hombre que en su juventud valoraba al cliente como a un Rey. “Su prioridad se centraba en que el cliente percibiera que ese trato soberano fuese único”. El hoy director de Interagrovial recordó haberlo visto pedir permiso en una reunión para salir a saludar a un cliente que estaba en el mostrador, recomendarle a quien lo atendía que le diera prioridad a su pedido, saludarlo y volver a la reunión a seguir trabajando. “Esos detalles son los que crearon los valores de esta empresa: Humildad, Honradez, Trabajo y Esfuerzo”.

Los Valores. Esos cuatro valores son los que Don Julio Blanco Durán transmitió a esta generación para que su legado sea cumplido. “Hoy con sus noventa y cinco años es protagonista de todo lo que nos ha transmitido con su ejemplo y su don de gente. No pudo acompañarnos pero está muy feliz de que su esfuerzo se vea cristalizado en esta noche tan especial. Gracias Papá”, aseguró con una carga emotiva el Cr. Julio Blanco Vicente.

La evolución. Blanco recordó que Interagrovial en estos primeros 50 años de vida ha transitado por distintas situaciones que ha atravesado el país y el mundo “y esto nos ha servido para demostrarnos que hemos sabido afrontar todos los escenarios que se han presentado y hemos mantenido siempre el liderazgo con las marcas que nos honran con su confianza”.
Informó que hoy la empresa cuenta con quince puntos de atención en todo el país, “es líder del mercado en venta de tractores y cosechadoras John Deere”.
Además dijo que Interagrovial se encuentra entre las empresas de mayor prestigio de nuestro país “lo que nos llena de orgullo y nos alienta a mirar hacia el futuro con fe y esperanza”.
El Cr. Julio Blanco aseguró que en esta década “hemos consolidado 15 puntos de venta en todo el país con la línea Agrícola y hemos crecido exponencialmente en con nuestra línea amarilla de Construcción”.
También dijo que “comenzamos a desarrollar John Deere Forestry logrando posicionarnos en el 2º lugar del mercado local”. Además sostuvo que “hemos logrado la categoría de Clase Mundial para John Deere y continuamos como líderes prominentes sabiendo mantener y conservar nuestro liderazgo histórico”.

El reconocimiento. El director de Interagrovial dijo que mientras hablaba de aquellos años, “se me aparecieron las imágenes de grandes clientes y amigos que nos dieron su apoyo para que esta empresa sea lo que es hoy”.
Y nombró a algunos a modo de reconocimiento: Don Ricardo Ferrés Terra, Don Eduardo Gard, Dr. Álvaro Sánchez Casal, Don Enslin, Don Jesús Mazza, Don Alberto Gramón, Don José Florentino González, Don Julio Rivera, Don José Anel Bentancur. Y a Don Álvaro y Teresa Dalmás que estaban presentes en la celebración.
Además aseguró que todo esto no hubiera sido posible sin el trabajo, el talento y la dedicación de todo el personal de Interagrovial que ha trabajado y trabaja en esta empresa. “Mujeres y hombres que se levantan cada día a luchar por ser mejores para crecer juntos en este camino que hoy festeja sus primeros 50 años y quiero compartir esta felicidad con cada uno de ellos, de todo corazón”.
Realizó un agradecimiento muy especial “a una persona que me ha dado su amor y comprensión para poder llevar adelante mi sueño y que esto sea una realidad. Yo le llamaría una “Mujer John Deere”. La mujer que está a nuestro lado, equilibrando nuestros estados de ánimo, sacrificando todo por hacernos sentir bien y que todo salga como nosotros aspiramos. Una persona que ha sabido escucharme siempre y que ha construido la empresa más importante de mi vida que es nuestra familia”. Refiriéndose a su esposa. “Gracias María de la Paz por tanto. Sin ti esto no habría sido posible”.

La proyección. El director de Interagrovial puso énfasis en asegurar que son los “primeros” 50 años, “porque el futuro está allí mirándonos”. Y por eso también agradeció a sus hijos, “porque ellos son el motor que impulsa mis ganas cada día. Son la generación que va a seguir construyendo esta hermosa historia. La historia de nuestros valores que son la principal razón de la empresa”.

Reconocimiento. El CEO de John Deere dijo que “sin buenos distribuidores no llegamos al cliente”. Foto: Gerardo Pérez.

El respaldo John Deere. “Podemos producir los mejores equipos pero, si no tenemos al mejor distribuidor en cada uno de los países, no vamos a poder trabajar tan cerca de los clientes”. La afirmación de Sam Allen, Chairman & CEO de Deere & Company, resumió la importancia que le brinda la compañía a Interagrovial en Uruguay.
En el marco del festejo de la empresa fundada hace medio siglo por Julio Blanco Durán, Allen agregó que con un gran distribuidor, “aun cuando no equivocamos como marca, tenemos la chance de seguir trabajando juntos con Uds. los productores”. Y aseveró a todos los presentes que “quiero que sepan, que tenemos un gran distribuidor en Interagrovial y estamos orgullosos”.
El jerarca internacional destacó que “estamos comprometidos con América del Sur, desde hace más de 60 años”, y se mostró seguro “que nos vamos a volver cada vez más importantes a nivel mundial, tanto en agricultura, la producción de granos, carne y forestal”.
Se dirigió a los agricultores mencionando que “Uds precisan la última tecnología y el compromiso de la empresa es traerles lo mejor de los productos a nivel mundial”.
Sam Allen dijo de su convicción respecto a que va a continuar mejorando la agricultura en las próximas décadas. “Somos 7,3 billones de personas, para el 2050 se estima seremos 9,7 billones, por lo cual tenemos que duplicar la cantidad de comida producida entre 2010 y 2050”. Para eso, agregó el jerarca de John Deere, “no sólo vamos a tener que mejorar nuestra área, sino también nuestra producción en forma constante para abastecer a esta población creciente”. Y reiteró el compromiso de traer a Uruguay “lo último de tecnología que existe para poder afrontar este reto de producción”.
Analizó que los últimos 3 años fueron de decaída en las ventas mundiales de la marca, “lo que sucedió sólo una vez en la historia, en los años 80, cuando la empresa casi va a la quiebra”. Tras lo cual aseveró que la agricultura siempre va a ser cíclica, pero debido a las variables que afectan, como el aumento de población, “los altos van a ser más altos y los bajos van a ser igual más altos también”.
Se mostró convencido que “los mejores días de la agricultura están por venir, tanto en el mundo como en Uruguay”. Y por ello se comprometió, junto con Interagrovial y sus funcionarios, “a trabajar duro para que puedan capturar las oportunidades de la agricultura”.
Finalizó agradeciendo, en nombre de John Deere y de Interagrovial, “por la posibilidad de trabajar con ustedes. Vamos a seguir trabajando para seguir ganándonos su confianza en el futuro”. Y aseguró que “estamos orgullosos de Julio Blanco y su familia”, a quien catalogó como “un gran amigo”.

Rurales EL PAIS