Agricultura

Bolsa de Valores de Chicago cierra en rojo el día (y la semana y el mes)

chicago viernes

El cierre (diario, semanal y mensual) de Chicago este viernes se basó en aspectos más técnicos que de fundamentos agrícolas. Como todo final de mes, los fondos de inversión cierran posiciones y se vuelven más líquidos (se pasan a dólares y otros activos). No obstante esto, los principales índices bursátiles referentes de acciones operaban con pérdidas hacia la hora de cierre. El dólar también caía frente al resto de las monedas arbitradas, extendiéndose el ambiente negativo a los energéticos, algunos metales y granos. Los bonos, el oro y la plata daban la nota, operando en terreno positivo.

El cierre del índices de commodities (blandos, metales, industriales y agrícolas) se muestra como la mayor caída mensual en los últimos cuatro años, ante preocupaciones de una demanda en descenso contra aumentos de las producciones, lo que llevó al cobre a su menor valor en seis años, al oro al menor en dos años, así como al crudo a ver nuevas caídas.

El mercado mostró debilidad desde temprano, arrastrado por la confirmación de una cancelación de 200 mil toneladas de soja por parte de China, el principal importador mundial. Los efectos de un clima más húmedo para la próxima semana en el Medio Oeste y los de una demanda debilitada, parecen haber sido ya descontados por los operadores en el precio de los granos.

El maíz cerró con mínimas pérdidas, en un día en donde el USDA anunció la venta de 110 mil tons, mayormente de producción disponible, con destino a México. La posición diciembre terminó retrocediendo por cuarta vez en la semana.

En soja, la cancelación de 200mil por parte de China, fue un golpe del que el mercado no pudo recuperarse durante todo el día. Esto llevó a que la posición noviembre esté amenazada por un patrón de tendencia decreciente, después de que los precios no consiguieron recomponerse de los promedios móviles clave, tras las fuertes caídas del lunes. La debilidad se observó incluso en las posiciones más cercanas, agosto y septiembre, las que están más requeridas por la industria de molienda estadounidense, que busca abastecerse de poroto por esta vía.

El trigo fue la única novedad positiva este viernes, si bien no fue exagerada. Los contratos de trigo invernal (Kansas y Chicago) se mostraron un poco más firmes, mientras que el de primavera sufrió en los precios los cálculos de buenos pronósticos de rindes informados en las giras técnicas de esta semana. La falta de noticias climáticas importantes, no permiten el rebote del cereal. El trigo de invierno cerró julio cayendo 20%, mientras el de primavera no tuvo un desempeño mucho mejor, bajando 17%.

 

FIMIX – Agrofinanzas

 

 

Rurales EL PAIS