Rurales El Suplemento

Ibarlucea: “Aún con estos precios, altos costos son trabas para rentabilidad”

“A estos valores, y teniendo en cuenta la estructura de costos, hacer ganadería hoy en Uruguay es peor negocio frente a lo que se logra en Paraguay”.

Martín Ibarlucea.

Martìn Olaverry y Guillermo Crampet | [email protected] y [email protected]

-¿Cómo observa el momento del mercado de haciendas gordas?

-Lo veo bien, aunque un poco sorprendido por los niveles de precios que estamos alcanzando: referencias de US$ 4,10 para el novillo y de US$ 3,85 para la vaca, valores que pensábamos que eran alcanzables, pero una cosa son imaginarlos y otra conquistarlos. Realmente son reconfortantes, y también sorpresivos por la época del año en que se están dando. Generalmente los picos se dan más adelante, en agosto y septiembre, y en la empresa nos preparamos para remitir más hacienda en ese periodo.

-¿Ve posible que el precio del ganado gordo pueda seguir subiendo y alcanzar un pico en agosto o septiembre?

-Sinceramente creo que los valores que se manejan actualmente son muy buenos. No conozco lo suficiente la interna de las industrias frigoríficas para saber si estamos en un techo de precios. Si aún las empresas tienen márgenes para pagar más por el novillo, el máximo se va a lograr en los próximos meses. Pero tengo mis serias dudas que haya espacio para pagar un valor mayor al actual por la hacienda gorda, sobre todo por el contexto regional donde los productores uruguayos cobramos el ganado sensiblemente superior a los ganaderos de los otros países.

-Usted también realiza ganadería en Paraguay, ¿hoy es más interesante producir en Uruguay a los valores que se está pagando la hacienda gorda?

-A estos precios, y teniendo en cuenta la estructura de costos de nuestro país, Uruguay es un peor negocio. Es más, si estas referencias se sostienen en el año, Uruguay seguiría siendo un peor negocio. También es importante tener en cuenta que para desarrollar en Paraguay el mismo volumen de actividad que se realiza en Uruguay, se necesita invertir menos dinero. Y es ahí cuando la ecuación total, donde se toma la rentabilidad sobre toda la inversión, Paraguay sigue siendo más atractivo.

-Entonces, ¿el problema son los costos estructurales?

-En Uruguay los costos están pesando en todos los rubros de producción. Todos los que estamos en el sector productivo sostenemos una estructura de costos que nos están haciendo inviables. Si en todos los sectores del agro se hubieran mantenido los buenos precios de los productos de años atrás, igual tendríamos las mismas dificultades que se están sufriendo en estos momentos.

-En la empresa manejan dos sistemas de producción, la compra de reposición para la invernada de novillos y un ciclo completo abierto. A los actuales valores, ¿qué opción de negocio está siendo más rentable?

-Desde que en el mercado surgen los elementos del ternero de exportación, como competidor a la hora de comprar terneros de reposición, y la cuota 481, que no desarrollamos en la empresa, estamos compitiendo en la compra con negocios que entregan márgenes superiores. Eso termina redundando que la empresa cien por ciento invernadora que demanda la reposición en su totalidad, se ve en desventaja frente a un ciclo completo abierto, comparado a la otra alternativa, la propia producción de la reposición, que le saca una ventaja importante.

-Y en el sistema invernadero, ¿cómo observa a futuro la relación flaco gordo?

-Ese número hoy está siendo ventajoso. El ejercicio pasado pasamos mucho trabajo para lograr promediar una tasa de reposición, entre lo que se terminaba cobrando como ingreso neto de la venta del novillo gordo y la compra de un ternero puesto en el establecimiento. La tasa nos daba 2,35 a 1, por cada novillo podíamos comprar un ternero y un tercio de 140 a 160 kilos. Hoy la cuenta nos da 2,5. Si bien compro los terneros a mayor valor por kilo, la relación de reposición me da más favorable en este momento.