Región

La oferta de carne argentina se reduciría este año en 175.000 toneladas: los motivos

La faena total de 2021 podría alcanzar 13,25 millones de cabezas, lo que representaría cerca de 760.000 animales menos que en 2020

LA NACIÓN (GDA) | El lunes el Ministerio de Agricultura de la Nación publicó las estadísticas de tipificación de reses por categoría para el primer semestre de 2021, incluyendo al pasado mes de junio. En base a esta información, resulta razonable estimar el volumen de faena y la oferta de carne en junio último.

El resultado, con un 13% menos de volumen que igual mes del año pasado, resulta no obstante superior al previsto considerando que estuvo influenciado por el cese de comercialización y la incertidumbre generada por el cierre de las exportaciones, que incluyó demoras en la autorización de ventas. Con estas consideraciones, la faena habría alcanzado cerca de 1.050.000 cabezas con un promedio de 52.500 cabezas por día.

La proyección de faena indicaría una caída importante en la faena de hembras, con un 41% del total contra el 46% en mayo pasado y el 47,1% en junio de 2020. Claramente esta caída estuvo influenciada por la baja de la oferta por parte de los productores, que vieron reducir cerca del 25% el valor de las vacas con destino a China.

Las faenas de los últimos dos meses estuvieron negativamente influidas por los hechos descriptos, quedando en promedio un 14,5% por debajo de similares meses del año anterior, en tanto que en los primeros cuatro meses del año la caída promediaba el 3,6%.

Por los hechos exógenos al flujo natural del negocio, no resulta fácil proyectar qué puede ocurrir en el segundo semestre. Sin embargo, si se utilizara la diferencia con los primeros cuatro meses, la faena final para este año podría alcanzar 13,25 millones de cabezas, lo que representaría cerca de 760.000 cabezas menos o una caída de 5,6% versus 2020.

Expresado en términos de oferta neta de carne, esta resultaría menor en cerca de 175.000 toneladas que equivaldrían a cerca de 4 kilos menos por habitante/año. Como dato positivo se destaca la caída en la faena de hembras, que caería del 46% de 2020 a cerca del 44% en 2021, mostrando una tendencia que se alejaría del riesgo de liquidación.

Un dato positivo. Por otra parte, en estos días varias provincias ganaderas de relevancia están cerrando la primera campaña de vacunación contra la aftosa, permitiendo estimar algunos resultados respecto de la tendencia del stock, supliendo la demora poco justificable en la publicación oficial.

Los datos que se están conociendo permiten asumir que podría haber una gran noticia y es la vinculada al porcentaje de marcación de terneros sobre vientres en servicio del año inmediato anterior. Contra porcentajes del 63/64%, este año podrían alcanzarse cifras muy promisorias del 66/67%.

Si efectivamente este dato se confirma, estaría relacionado directamente al hecho virtuoso generado por la demanda a buen precio de la vaca improductiva para su exportación a China con impactos positivos en la actividad más sensible del proceso que es la cría.

La irracionalidad manifiesta del cierre de exportaciones, particularmente de la categoría de vacas manufactura y conserva que no tienen destino de consumo fresco en el mercado interno, puede alterar el flujo virtuoso mencionado.

Entre tantos estragos provocados se sumaría otro efecto negativo que pretenden morigerar con anuncios de un plan ganadero. Resulta difícil tomar con seriedad esta propuesta cuando las políticas actuales solo apuntan a dinamitar el futuro de la ganadería sin que se pueda percibir ningún resultado positivo para el conjunto de la sociedad.

Por Víctor Tonelli, consultor ganadero