ovinos

Se exportaron 195 Texel a Paraguay para impulsar desarrollo genético

Productores ovinos de siete cabañas paraguayas conformaron una alianza y concretaron la importación apostando al mejoramiento genético para impulsar el desarrollo del sector

En la última década Paraguay ha importado más de 15.000 ovinos en pie desde Uruguay y hay perspectivas de seguir creciendo. El último envío se realizó en los primeros días de mayo y se trató de una exportación de 195 Texel de cabaña Don José, de Cerro Largo, con más de 30 años de trabajo en el rubro ovino.

José Ignacio Lucas, integrante de la cabaña, compartió su alegría por haber concretado este negocio en un momento de incertidumbre para el rubro en particular y para todo el ámbito en general.

Las siete cabañas paraguayas que conformaron esta alianza están nucleadas en la Asociación Paraguaya de Criadores de Ovinos (APCO), entidad incorporada a la Asociación Rural del Paraguay (ARP), y han adquirido 13 animales puros de pedigree para mejoramiento genético de la majada para exposición (7 hembras puras de dos dientes, 1 cordero diente de leche puro, 3 carneros puros dos dientes y 2 carneros adultos puros), y 182 ejemplares comerciales (hembras, todas de 2 y 4 dientes con servicio para producción de carne).

“Paraguay tuvo una orientación por razas laneras, luego el mercado se fue perdiendo y hoy el interés está dado en la producción de carne ovina. Desde 2008 Paraguay invierte en genética, particularmente en Texel. Se trabaja fuerte en la cabaña, en genética nacional para lanzar al mercado un producto más avanzado. Hay también una fuerte señal de la parte frigorífica que era el debe que faltaba para largarse en volumen”, señaló.