Publicidad

Un cambio de ánimo caído del cielo...

El mercado del gordo se afirma en precios, mientras el clima empieza a ayudar a los ganaderos y la demanda global de carne muestra señales de recuperación, por ejemplo China. Sin embargo, los encierros de ganado pretenden más precio para lograr números positivos.

martin-olaverry-ok.jpeg

Martín Olaverry.

Martín Olaverry | Valor Agregado - Rurales El País.

La semana finalizó con un mercado de haciendas gordas con valores firmes que vienen ajustando al alza. La referencia para el novillo especial se ubicó en US$ 3,40 por kilo carcasa, por su parte la vaca se posicionó entre US$ 3,10 y US$ 3,15 a la carne. Las lluvias, que han sido importantes en varias zonas del país, han mejorado la posición de la oferta. La faenas en algunas plantas frigoríficas se viene viendo alteradas por los casos de coronavirus, y las medidas que se toman para evitar contagios viene dificultando completar las líneas de producción.

El broker Alejandro Berrutti, entrevistado en Valor Agregado, dijo: “China se presenta con un mercado dinámico y pujante, incluso con el Año Nuevo Chino se van cerrando negocios para este mes y marzo. El párate del feriado no se nota en la operativa y Uruguay está más competitivo porque tiene la hacienda más barata que Brasil y Argentina”.

Si bien el ganado en nuestro país viene subiendo, sigue por debajo de los valores de Brasil y Argentina. Por su parte, la empresaria agrícola-ganadera, Patricia Damiani, señaló en Valor Agregado que “no entiende porque Uruguay está por debajo del promedio del Novillo Mercosur que se ubica en US$ 3,50”.

A su vez, contó que hoy están encerrando ganado con cupo para la industria, pero sin precio. “El novillo cuota debería cotizar no menos de US$ 3,90 o US$ 4 para que cierre la ecuación, sino al grano lo vendo y no lo hago carne”, expresó.

Asímismo, Pablo Carrasco, director de Conexión Ganadera, comentó que “en este año los corrales van a tener que sufrir”, porque además de los números propios del negocio, se les sumó una reposición cara. Sostuvo que “en mayo o julio vamos a ver los precios más altos del año”, dado que el 2020 terminó con los frigoríficos saturados porque “la preparación para La Niña fue mucho más dañina que la propia Niña”.

Los valores en los países de la región están firmes, en Brasil el promedio del novillo en los Estados exportadores se ubica en US$ 3,59, en Paraguay al cierre de la semana se concretan negocios por novillos a US$ 3,30 y en Argentina la referencia se ubica en US$ 3,56. Sobre Argentina, cabe agregar que en esta semana Alberto Fernández descartó intervenir las exportaciones del agro. Las ventas de Hilton argentino vienen mejorando en su cotización, las últimas referencias informadas por Faxcarne se ubican en US$ 10.500 y US$ 11.000 por tonelada.

Dentro de las exportaciones uruguayas, Israel representó un aumento de volumen del 133%, pasando de 938 toneladas en 2020 a 2.186 en 2021. El director de la consultora KLM especializada en faena Kosher, Felipe Kleiman, dijo que hoy los cuatro países del Mercosur están con “números muy impresionantes” de embarques a Israel. Desde su punto de vista, eso responde al riesgo de falta de suministro por efectos de la pandemia. El 27 de marzo comienzan las festividades de Pascuas por lo tanto hasta el 7 del mes se mantienen las actividades, porque los integrantes de las cuadrillas tienen que hacer cuarentena en el lugar donde residen, en los primeros días de abril terminan las Pascuas Judías y retomarían la faena próximos al 20 de abril.

Finalmente, desde el 1° de enero Uruguay comenzó su período de suspensión del estradiol. Si bien la medida inició cuando la mayoría de los programas estaban terminados, durante el invierno necesariamente se deberá prescindir de los estrógenos hasta septiembre, cuando en teoría se levantará la suspensión o se comenzaría a identificar los animales que reciban el producto. Guillermo de Navas comentó que “la posibilidad de impactar los vientres que reciban el específico para IATF podría provocar un castigo en el precio ya que no podrían ser faenado para la UE”.

Guillermo Crampet
Se agrava la sequía y las consecuencias serán profundas en todas las producciones. El litoral ha tenido más suerte, aunque con lluvias muy desparejas. La falta de agua le mueve el piso a las cadenas productivas y lo sentirá toda la economía.
El principal factor que impactó de forma negativa sobre los precios internacionales de la carne vacuna el año pasado fue la política de cero Covid en China. Eso quedó de lado, por lo que es lógico pensar que haya una evolución positiva del mercado en los próximos meses
Llama la atención que en estas horas se hable por todos lados de una situación que comenzó hace meses. Es como que recién ahora “la seca llegó a Montevideo…”
La economía china promete reactivarse este año, aunque todavía plantea incógnitas. Es un asunto clave para los agronegocios, en especial para el sector cárnico. Mientras, se siguen esperando lluvias más generalizadas. Si no hay más oferta, el efecto de una mayor demanda será acotado
Según José María Rodríguez, “se ven cambios en el patrón meteorológico, porque empieza a llegar más humedad a la región que dejará lluvias de mayor frecuencia y acumulados en febrero y marzo
En el presente artículo comentaremos los incentivos tributarios por inversiones en Uruguay, específicamente para el sector agropecuario y relacionadas con el “agua”, frente a esta situación particular de sequía que atraviesa el país. Los mismos son diferentes, dependiendo si se trata de un contribuyente de IRAE o IMEBA.
El 2023 será un año más exigente para los agronegocios y no solo por la sequía. Uruguay quedó con costos altos en 2022 y no será fácil revertirlo. Pero avanzar más despacio no es retroceder.
A partir de que China recompuso su producción de carne de cerdo tras superar la epidemia de peste porcina africana, los precios de esta proteína bajaron de forma drástica y llamó la atención que no lo hicieran los de la carne vacuna. La Ruta de la Seda, que está permitiendo la llegada de carne importada a zonas alejadas de la costa china, jugó un papel preponderante para sostener el precio del producto que se importa fundamentalmente desde América del Sur.
Las ventas de bienes al exterior marcaron un récord impactante y el desafío es mantener el impulso. No será fácil: el escenario externo está cambiando y los precios bajaron. Por esto, también tienen que bajar los costos, dentro y fuera de los establecimientos.
El segundo semestre de este año fue complicado para la ganadería, aunque terminó dando sorpresas positivas en la agricultura. Si el clima acompaña, estos agronegocios seguirán aportando a la economía.
El escenario económico global y local se muestra más restrictivo en el cierre del año, pero los establecimientos agropecuarios, en general, han acumulado fortalezas para seguir adelante. Ahora tienen que ayudar el clima y la conducción económica.
En los próximos años los cambios en el uso del suelo seguramente mantendrán la tendencia de los anteriores; con la segunda planta de celulosa de UPM, lo lógico sería que se dé un crecimiento adicional de la superficie destinada a la forestación, aunque no debería ser muy significativo

Publicidad

Publicidad