Lanas

Lanas sufrieron otro golpe duro durante esta semana

Todas las categorías de lana para peinar que se vendieron bajaron sus cotizaciones, en especial las medias y gruesas

Por quinta semana consecutiva, el mercado lanero australiano se debilitó. En esta oportunidad la baja en los valores fue tanto en moneda local como en dólares americanos, aunque en esta última divisa, porcentualmente fue menor, debido a la desvalorización que sufrió la moneda verde frente al dólar australiano.

Según indica el Informe Lanero elaborado por José Luis Trifoglio, responsable del departamento de Lanas de Zambrano & Cía, más allá de que la relación cambiaria amortiguó la caída cuando la analizamos en la divisa estadounidense, cabe señalar, que la baja igual fue importante.

El Indicador de Mercado del Este (IME) bajó 37 centavos de dólar americano, (5,5%), respecto al cierre de la semana pasada y se ubicó en el nivel de US$ 6,31 por kilo base limpia.

El especialista también analizó el comportamiento de los precios de los diferentes micronajes, y señaló que todas las categorías de lana para peinar que se vendieron, registraron bajas. Los descensos se ubicaron entre 3,5% (17 micras) y 18,6% (26 micras que cotizó con carácter nominal).

El sector más comprometido, según dijo, fue el de los vellones de 26 micras y más gruesos.

El volumen de lana ofertado esta semana fue superior a la de la semana pasada, al incluirse remates en el centro del Oeste y también una selección de lanas Merino producidas en Nueva Zelanda. Se ofertaron un total de 29.000 fardos y la demanda adquirió el 78,5%.

Los consignatarios australianos están recomendando a los productores laneros no inscribir los lotes en los remates si no tienen una posición vendedora enmarcada en la nueva realidad de precios, que se suma a una menor demanda, a los efectos de no generar falsas expectativas y “ofertas voluminosas”, que finalmente no se terminan materializando, fomentando una presión adicional a la ya gran debilidad del mercado.

 Mercado local continúa paralizado

En lo que respecta al mercado local, Trifoglio señaló que no se ha registrado ningún cambio, ni por el lado de la oferta ni por el lado de la demanda.

La paralización comercial es casi total y nuevamente esta semana la Unión de Consignatarios y Rematadores de Lana del Uruguay, no publicó operaciones en su planilla semanal.

En tanto, explicó que las exportaciones de lana bajaron 56,8% en los últimos 12 meses.

Según información proporcionada por la Dirección Nacional de Aduanas, durante el año móvil (setiembre 2019/agosto 2020), las exportaciones de lana sucia, lavada y peinada del Uruguay, totalizaron la cantidad de US$ 99,1 millones, representando una caída del 56,8% respecto a igual período anterior.

En términos de volumen físico, y considerando las ventas al exterior de esos tres rubros, Uruguay exportó un total de 18,5 millones de kilos de lana base sucia, lo que implicó una caída de 55,6%.

Los principales destinos en volumen físico, fueron China (38% del total), Alemania (14%), Italia (8%), Turquía (6%) y República Checa (4%).

Si consideramos las ventas al exterior cumplidas durante el mes pasado exclusivamente y lo comparamos con el mes de agosto de 2019, la caída fue de 72,1% en términos de ingresos de divisas.

Las ventas al exterior de lana sucia bajaron 65,6%, siendo Egipto y China los principales destinos.

La lana lavada, que bajó 78,5%, tuvo a China, Egipto e India como principales compradores y la lana peinada, que bajó 68,7%, fue exportada a Italia, Alemania, España, Perú y Turquía, no registrándose ventas a China durante el mes pasado.