Ganadería

Una herramienta que demostró la clara apuesta hacia la cría

El resultado de la cuarta edición del Modelo Club dejó muchas lecturas para hacer. Balance positivo desde Frigorífico Modelo y Valdez y Cía.

 

Pablo D. Mestre

Si bien se podría analizar como un remate de ganado, el “Modelo Club” fue más que ello.

La subasta organizada en forma conjunta por Frigorífico Modelo y la firma Valdez y Cía., ofreciendo genética Angus al mercado, se ha convertido en una herramienta que es el reflejo de la integración en cadena en la ganadería nacional.

Por ello, el Ing. Agr. Rodrigo Fernández Abella realizó un balance positivo. Porque, hay una suma de factores que hacen llegar a esa conclusión. Según dijo el director de Frigorífico Modelo, “el plus en el valor del origen Modelo quedó demostrado”.

Esa diferencia hace referencia a que los valores se ubicaron “por encima de lo que se paga hoy en el mercado, en estos tiempos difíciles”. Pero además, destacó la dispersión total de lo ofertado “y el 100 % de conformidad en los 10 vendedores que nos consignaron sus ganados”.

Es por ello que para Fernández Abella esta cuarta edición del Modelo Club “fue la consolidación del proyecto”. Y lo explicó en el sentido que “no es un tema de competencia, pues somos los únicos que lo hacemos”. Y agregó, “está bien que lo concretemos con Valdez, porque esta firma nos comercializa el 35% de los toros Frigorífico Modelo”.

 

Por otra parte dijo que el control de Modelo “es exclusivo de mi parte” y la firma Valdez y Cía “me deja actuar con total libertad, se trabaja con mucha sinergia y a la hora de vender soy uno más de su equipo”.
Los valores, en dólares, fueron: terneros 133 kg: 420, 276 y 340; terneras 122 kg: 408, 336 y 355; vaquillonas: 576, 486 y 545; piezas de cría: 510; vientres preñados: 840, 720 y 775; vientres PI entorados: 780; vacas falladas: 612, 546 y 594.

Fortaleza. Más allá de lo comercial, el director de Frigorífico Modelo estacó que el negocio de la cría “está fuerte y presente en todo el país”. Mencionó que “vendimos a Soriano vientres de Caraguatá, estos precios de la soja hacen que el productor diversifique con el negocio ganadero más seguro: la cría”. Pero también fueron ganados hacia Rocha.

Mirando a lo que viene, Fernández dijo que siempre hay cosas para mejorar e innovar: “llegó la hora de ser más estrictos en los ganados, la clase va ser un factor determinante para la quinta edición”, y fue enfático en afirmar que “confundir estado con clase en Modelo Club no pasa”.

En definitiva, agregó “somos una herramienta o un servicio más que brinda Frigorífico Modelo. “El 16 de octubre será la quinta edición y la sexta se va adelantar unas semanas”.

Por otra parte, sostuvo que “para mi fue muy importante ponerme en contacto con varios clientes de toros Modelo en esta instancia post ecografía”.

Si bien había 160 terneras y 200 terneros, el promedio fue US$ 2,90 y US$ 2.55 la hembra y el macho respectivamente.

Otro punto que destacó fue que el plazo de 6 meses fue clave. “Tuvimos clientes nuevos que, al revés de otros que compran toros primero, compraron primero los vientres”. Además, dijo que “también en épocas distintas, como ésta, es cuando se estira más la brecha de precio entre un ganado normal y de uno de clase Muy Buena, lo vimos con los vientres preñado de Modelo que, pesando 370 Kg., hicieron US$ 820 y las piezas de cría SA de 2 dientes, con 325 kg, a US$ 510.