Ganadería

Envían 4.100 vaquillonas Angus y Hereford para mejorar cría en China

El negocio lo hizo la empresa exportadora Di Santi & Romualdo.

 

Ayer comenzó el embarque en el Puerto de Montevideo de 4.120 vaquillonas Angus y Hereford con destino a China, según confirmó a Rurales El País Federico Di Santi, director de la empresa exportadora Di Santi & Romualdo.

Las cargas del alimento y las camas ya se había concretado el pasado viernes, donde el flujo de circulación de camiones fue menor y se elevará en esta jornada transportando los animales desde el cuarentenario hasta el barco.

Este nuevo embarque se suma a otros negocios por el mismo volumen ya concretados por la misma empresa a principios del pasado mes de mayo, cuando salieron 4.100 vaquillonas Angus -negras y coloradas-, que la firma Di Santi & Romualdo comercializó hacia China.

Se trató de vaquillonas de 1 a 2 años, ganados diente de leche, con pesos entre 250 y 320 kilos. Todos los animales fueron certificados por la Sociedad de Criadores de Angus, pero todos fueron monitoreados por veterinarios chinos, que garantizaron que se cumplieron cada uno de los pasos del protocolo sanitario vigente.

En mayo, las vaquilloans fueron diretamente a productores para ser madres en sus rodeos “Es una exportación de genética y de ahí la importancia de vender buena calidad para defender el prestigio del país respecto del nivel de su ganado”, dijo Di Santi en mayo, cuando salió el otro embarque.

El exportador aseguró que “hay posibilidades de seguir comercializando este tipo de ganado” hacia el país asiático, que está mejorando su ganadería y apuesta más a la producción de carne, pero sin dejar de importarla. Cabe recordar que hoy, de cada 10 kilos de carne exportados, la mitad tiene por destino a China, donde todavía Uruguay tiene opciones para mejorar el ingreso de sus productos.

Frente a este nuevo embarque, Di santi consideró que “es necesario mantener los costos de fletes para que las vaquillonas de estas razas sigan saliendo” sin contratiempos. El negocio se concretó con un antiguo cliente de la empresa, confirmó Di Santi.

Los importadores y los productores chinos están apostando mucho más a la genética uruguaya para mejorar sus producciones de carne, especialmente de ganados a corral, donde la calidad de los cortes es otra muy superior y apunta a otro segmento de un mercado creciente, de la mano de una clase media con mayor poder adquisitivo que busca incorporar más proteínas rojas.

La trazabilidad obligatoria del rodeo bovino, la seriedad de las empresas exportadoras y de las certificaciones, son aspectos muy valorados por los importadores de China y que los hacen mirar más la ganadería pastoril que se realiza en Uruguay, que se abre camino en el mundo apostando a la genética que hoy es referencia en los principales países productores.

Rurales EL PAIS