Ganadería

“El mundo Braford valoró el trabajo que se hace en Uruguay”

El Ing. Guzmán Vergara lamentó que la sociedad no valore al productor ganadero como en otros países.

Pablo D. Mestre.

Los criadores de Braford del mundo se reunieron en Texas para analizar el presente y proyectar el futuro de la raza. La delegación de Uruguay estuvo encabezada por el Ing. Agr. Guzmán Vergara Larrechea, presidente de la Sociedad de Criadores.

-¿Qué le dejó el Congreso?
-Que en la región estamos muy bien, prueba de lo cual es que el Campeón del Mundo fue un toro brasileño “Punto Final” y la Campeona una argentina, de cabaña Pilagá. Pero además fue bueno comprobar cómo nos consideran a los uruguayos. Cuando se analiza el mercado mundial de la carne aparece Uruguay por todos lados y nos da un gran orgullo para un país chico ver que somos de primera categoría con indicadores de calidad. Además tenemos gran potencial en carne a pasto.

-¿Por qué lo dice?
-Un productor americano, que produce y tiene una venta al menudeo de carne exclusivamente a pasto, mostró el sistema de engorde, las carcasas, el color de la grasa amarilla de sus carcasas. Hacen mucho la maduración en seco, para mejorar la terneza, son animales muy nuevos, criados exclusivamente a pasto. Y ese hecho le genera un sobre precio de un 20% respecto a la carne de feed lot. O sea que hay demanda creciente de carne a pasto, fundamental para nuestro sistema.

-¿Qué temas vio como para traer al país?
-Hubo uno que está muy bueno. Una joven canadiense, Jill Harvie, mostró cómo hacen una fuerte defensa de su sistema de producción y de cómo ve la opinión pública a los ganaderos,. Hacen campañas mostrando su forma de vida y de producción. Una buena cosa a copiar el mostrar a los ganaderos en su ámbito, lo que hacen y la comida que producen para el mundo. Es una óptica distinta a lo que vemos acá, donde muchos ven al ganadero como un oligarca y un terrateniente, una persona que se aprovecha de una renta y está perjudicando a la sociedad. Allá es todo lo contrario: campañas para mostrar lo que hacen los ganaderos en Canadá con las vacas, de tratar de tener una ganadería sustentable, amigable con el medio ambiente, sin consumir el recurso natural, tratando de brindar un producto inocuo y con todas las garantías para el consumidor. Pero además poniéndole el rostro de los ganaderos, la familia, viviendo en el campo, a la producción y a la actividad, es una buena idea.

-¿Cómo fue la presentación de Uruguay?
-Tuve el honor de hacerla y mencioné desde el origen de la ganadería, cómo se introdujo, cómo está funcionando, la sinergia entre el sector público y privado, lo que fue motivo de preguntas: de cómo se financia la trazabilidad, cómo se financia el INAC, la promoción de las carnes uruguayas. No podían creer que estuviera tan aceitado el sistema donde el productor cuando manda a frigorífico paga la caravana, que paga la vacuna de aftosa y después la retira. Y lo bien que trabaja INAC en la promoción de la carne. Son cosas que a nivel del mundo nos diferencian para bien. No tenemos volumen, pero mucha calidad y en la ganadería pesa mucho.

-¿Qué tal las giras?
-Fuimos a dos ranchos de Brahman, raza originaria de Texas, también a uno de Braford donde hacían F1, (vacas Brahman y toros Hereford), y esa F1 la cruzan con Angus colorado: le llaman Braford Plus.

-¿Qué valores manejan?
– Bueno, fuimos a un feed lot muy grande, con unas 20 mil cabezas, el 70% de hotelería. Hacen una especie de destete de un ternero muy pesado, de 250 kilos, que vale en el eje de los US$ 1.000, luego le hacen una pequeña recría a lo que ellos llaman pasto, que en realidad son potreros que le suplementan algo de fibra y granos. Allí hasta los 350 kg y luego van a un corral, donde normalmente le inyectan en la oreja un chip de hormona de crecimiento (tetosterona). Vimos un ganado terminado para embarcar con 730 kilos, rendimientos en el eje del 64% y un valor aproximado de US$ 2,04 la libra, unos US$ 4,50 la carcasa, 2,90 en pie, 4,65 la carcasa, unos US$ 2.100 en frigorífico.

-¿Con qué destino?
-En esa última etapa del engorde, sumamente energética, animales de 18 a 20 meses de edad con 650 kg el macho y 600 la hembra, según el mercado al que vaya, en los últimos 90 días le dan un aditivo que se llama Raptopamina, que hace que crezca el músculo del bife. Si va a China no pueden suplementar con eso, pero al mercado interno sí, pues según el tamaño del bife logran los sobreprecios.

-¿Y los costos?
-Es una ganadería que tiene un grano, maíz, muy barato y unos costos de energía muy bajos (en todos lados las luces prendidas todo el día), que no inciden y un combustible muy barato (litro de nafta cuesta 18 pesos y el gasoil 21). Además los vehículos no pagan impuestos, la patente está incluida en el precio de la gasolina; sí hay que contratar el seguro, pero es más barato que en Uruguay. Además, el precio de los vehículos también es más bajo: una camioneta doble cabina, grande, vale US$ 25 mil. Las condiciones para producir son muy buenas.

-¿Cuáles son las contras?
-El clima. Están en lugares sub tropicales, zonas de huracanes, por ejemplo, el Katrina les mató 1.000 vacas a uno que visitamos. O sea, parece todo fácil, pero son productores a cielo abierto y con los problemas climáticos que tenemos nosotros. La diferencia es que, con el costo de energía más barata, los bombeos de agua son más comunes y la mecanización es muy importante, tienen muy buenas camionetas, muy buenos tractores, todo bien mecanizado. Hacer forraje y darlo es sencillo porque la mecanización es alta y de muy buena calidad.

—¿Cómo fue el show?

En Houston, Livestock, la Nacional más importante del sur, de Texas, donde concentran 35.000 animales rotativos, las razas están 6 días cada una y se rotan, más todas las ventas, más todos los animales de show. A la exposición de ganado de carne, se le suma el rodeo, mucha presencia de niños y jóvenes. Después de dar los Grandes Campeones hay concursos de novillos de cabresto, exclusivo para chicos de 18 años para abajo, ellos entienden que es muy importante inculcarles a los niños la responsabilidad de presentar un animal, de cuidarlo durante todo el año. Se ven filas de novillos de a 15 por categoría en una Expo con 300 novillos, donde los precios de subasta llegan hasta US$ 30 mil por el fanatismo de los padres. Eso hace que la cultura cowboy y de estar en el campo se respire todo el tiempo.

—Vaya estímulo…

Sí, y vimos una subasta de ganado general, muy interesante, una vaca preñada vale en torno a los US$ 2.000, pero una F1, hija de un Hereford con Brahman, para ellos la mejor vaca criadora, vale en torno a los US$ 3.500. Son muy cruzadores. El pie de cría con Hereford y Angus, y encima le ponen mucha continental: Charolais, Simmenal, animales con vigor híbrido importante.

Galería de imágenes.

 

Rurales EL PAIS