Expo Prado

Brangus: Grandes Campeones de Cabaña Macedo de Riani y El Coraje de Bove Itzaina

Buscando mucha carne, pero principalmente buenos desplazamientos, porque el Brangus va a producir a campos duros y los machos deben preñar y producir, Rafael Burutarán calificó la muestra Brangus, emitiendo fallos bastante ajustados en la mayoría de las categorías, debido a la elevada calidad de la genética expuesta. Por eso ganó también el premio a la Mejor Res Carnicera.

 

La Gran Campeona  fue una vaquillona mayor expuesta por la Cabaña “Macedo” de Gabriel Riani Pafiadache. “La vaquillona se lució muy bien, está mostrando una muy linda preñez, tiene un lomo muy firme y eso la aventajó sobre las demás”, dijo Riani, resaltando las cualidades de la única Brangus que presentó la cabaña.

El criador explicó que “es una hija de Jacques sobre una vaca Gladiador. Es un embrión que trajimos de Argentina. Llevamos cinco o seis años con el proyecto Brangus, incorporando genética de Argentina y Estados Unidos, ahora estamos cosechando esos frutos”. Este vientre quedará en la cabaña, va a parir dentro de algunos meses y entrará al proyecto colecta de embriones. “Está preñada con Messi, un toro de la familia Groppo que es socio nuestro en el proyecto de Brangus”, remarcó Riani. “Es una felicidad tremenda compartir con ellos, nos da una seguridad y trabajan en familia de la misma forma que nosotros, eso es más importante que las cocardas. En la Brangus encontramos eso”.

El Gran Campeón fue un toro dos años menor que representó a la cabaña “El Coraje” de Pablo Bove Itzaina y Pablo Cuello.

“Nando es hijo de Pancho, un toro nuestro que ganó tres veces el Gran Campeonato en el Prado. La madre es la Sole, una de las vacas más importante de la cabaña”, explicó Pablo Bove Itzaina.

El reproductor está colectando semen desde los 13 meses y la cabaña realizó algunas exportaciones hacia la Argentina. “Estamos muy contentos con el premio”, dijo el cabañero.

La cabaña se adjudicó también el Reservado Gran Campeón, con un ternero mayor con mucha carne y alto potencial. También la Tercer mejor Hembra con otro vientre joven.

Rafael Burutarán destacó el grupo de vientres que le tocó calificar. “Son todas muy buenas, muy interesantes, están llenas de carne y son muy femeninas”, afirmó el jurado.

A su vez, al finalizar la calificación de la fila de machos, explicó que “además de características raciales y alto potencial para producir carne”, le prestó “mucha atención a los desplazamientos porque el toro debe caminar mucho para preñar las vacas. Opté por toros carnudos pero con muy buenos desplazamientos”.

Rurales EL PAIS