Empresas

Llaman inversores para reactivación de la láctea PILI

Plazo para presentar ofertas vence el 16 de marzo de 2020.

Empresa Pili, foto archivo El País.

El Banco República (BROU), como acreedor de la láctea PILI y la Liga de Defensa Comercial (Lideco), como síndico del concurso de la empresa, definieron las características de un nuevo llamado a inversores interesados en reiniciar la actividad industrial en las plantas de PILI, priorizando de esta forma la preservación de la unidad.

Respecto al llamado realizado el año pasado, que fue declarado desierto, la convocatoria actual se diferencia por incluir la posibilidad de ofertar por el arrendamiento de los bienes con opción de comprarlos. A su vez, mantiene la posibilidad de presentar propuestas para la adquisición directa de los activos.

En el llamado anterior, si bien una empresa mexicana se interesó por las instalaciones, no hizo ninguna oferta concreta. Según supo El País, fue ofrecida a todas las empresas lácteas uruguayas y a varias del exterior pero el mal momento de la lechería hace difícil que suscite interés.

Entre los requisitos establecidos para las ofertas, en el marco de este nuevo llamado, se destaca que se deberá acreditar experiencia en el rubro lácteo, presentado información sobre plantas administradas, volumen de litros procesados, productos elaborados y volumen de facturación anual. Asimismo, se demandará la presentación de un plan de negocios técnicamente sustentable en el tiempo, con análisis técnico desde el punto de vista productivo.

En tanto, la contratación de personal proveniente de una bolsa de trabajo integrada por trabajadores de la empresa concursada, permitirá mejorar el puntaje de las propuestas. El plazo para presentar las ofertas vencerá el día 16 de marzo de 2020. El pliego del llamado puede adquirirse en las oficinas de Lideco.

Cuando dejó la actividad industrial, PILI le debía al BROU US$ 42 millones. Durante todo el año pasado, sus accionistas buscaron soluciones a su comprometida situación financiera pero no lograron revertir los efectos de la pérdida del mercado venezolano en el que la empresa colocaba la mayor parte de su producción.

Los activos de la empresa se componen de dos inmuebles ubicados en el departamento de Paysandú, uno donde se erige la planta industrial de procesamiento de leche y otro donde tiene asiento la planta de procesamiento de suero. Además un parque industrial que integra la planta de procesamiento de leche con capacidad de industrializar 400.000 litros por día, y otro parque industrial y equipamiento para secar suero.