Agricultura

Langostas “se ubican a 50 km de la frontera” con Uruguay y “se está en alerta roja”

En Uruguay “tenemos un equipo muy bien montado para monitorear el avance por vía terrestre y aérea”, dijo Néstor Hugo Santos, directivo del gremio de empresas aeroagrícolas.

Langostas podrían ser una amenaza en el Mundial. Foto: Reuters

Las temperaturas registradas en la región durante los últimos días provocó que “la principal manga de langostas que recorre Argentina se dividiera en dos y una de las partes resultantes se ubica en la provincia de Entre Ríos a una distancia de entre 50 y 60 kilómetros de la frontera con Uruguay”, informó a Rurales El País Néstor Hugo Santos, directivo de la Asociación Nacional de Empresas Privadas Aeroagrícolas del Uruguay (ANEPA).

“En los últimos días las langostas se han movido en intervalos de entre 3 y 10 kilómetros, pero sabemos que pueden hacer saltos de 50 kilómetros en un día dependiendo de los vientos. Con las condiciones de tiempo que se prevén, presumimos que si la manga no se desparrama en los próximos dos días, no llegaría a nuestro país, pero estamos en alerta roja”, subrayó Santos.

Como iniciativa del Ministro de Ganadería, se formó una comisión encabezada por el MGAP, con la participación de la Comisión Honoraria Apícola, la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA), el Sistema Nacional de Emergencias (SINAE), las intendencias Municipales, la Asociación de Pilotos Aeroagricolas y la ANEPA.

A su vez, se está trabajando con asociaciones de aplicadores y autoridades de Argentina y Brasil porque “el tema preocupa y hace un mes estamos en alerta permanente”.

Actualmente, “se cuenta con tres aviones en la zona comprendida entre Paysandú y Bella Unión listos para combatir. A su vez, hay un avión de monitoreo para seguir la manga en forma aérea. Las bases de Dolores, Mercedes, Trinidad, Young, Salto, Tomás Gomensoro, Bella Unión, Artigas, Rivera, Río Branco, Cebollatí y Chuy están en alerta”, explicó el empresario.

Santos señaló que “en la zona de Entre Ríos, donde las langostas están ahora, es una basta zona inhóspita y el monitoreo que hace SENASA (el servicio nacional de Argentina) es vía terrestre, o sea que las siguen en auto. De este lado de la frontera tenemos un equipo muy bien montado y estamos preparados con el MGAP para monitorear el avance por vía terrestre y aérea”.

En cuanto al combate dijo: “Es una aplicación muy sencilla porque la manga impresiona al volar pero cuando aterrizan se concentran en áreas que pueden abarcar entre 5 y 80 hectáreas como máximo y eso para un avión agrícola es 1 hora de trabajo”, concluyó.