Agricultura

Guerra comercial entre EE.UU. y China se reflejó en informe del USDA

Recortó las proyecciones de importaciones de soja de China y exportaciones de Estados Unidos.

Soja. Cultivos.

El Economista | El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) publicó su habitual reporte sobre oferta y demanda de granos, y en esta oportunidad ajustó las proyecciones ante el nuevo escenario mundial. El efecto del conflicto comercial entre Estados Unidos y China, que llevó a la imposición de aranceles del 25% a la soja norteamericana, se vio reflejado en las nuevas estimaciones de la hoja de balance mundial de la soja.

En este sentido, la corredora de granos Fyo señaló: “Se destaca una caída en la proyección de las importaciones de China, así como también una disminución en las exportaciones de EE.UU. para el siguiente ciclo que lleva a mayores inventarios del poroto tanto en EE.UU. como a nivel mundial”.

En relación a los cereales, las noticias fueron positivas para las cotizaciones. Al respecto, la Bolsa de Cereales de Córdoba (Bccba), analizó: “En maíz las exportaciones y el consumo presionan a la oferta, mientras que en trigo caería la producción de los principales exportadores. En ambos casos, el reporte genera presiones sobre los precios”.

La guerra se siente. Uno de los datos más relevantes del informe es que se recortó la estimación de las importaciones de China para el ciclo 2018/19 en 8 millones de toneladas de soja. Por otro lado, se produjo una reducción de las exportaciones de EE.UU. en 6,8 millones de toneladas debido a la menor demanda de China como respuesta a los aranceles del 25% impuestos a la oleaginosa.

De acuerdo a los analistas de Fyo, esto llevó en parte a que se incrementen los stocks finales de EE.UU. en 3 millones de toneladas más que lo esperado. Con vistas a la nueva campaña estadounidense, el organismo espera una cosecha de 117,3 millones de toneladas, que sería la segunda mayor cosecha de la historia.

En relación al maíz, el Usda estima que se cosecharán 361,5 millones de toneladas, 4,9 millones más que el reporte anterior, mientras que los operadores esperaban que esta variable fuera de 363 millones. En tanto, los stocks finales descenderían a 39,4 millones de toneladas, 600.000 toneladas menos que el reporte anterior.

Para la Bccba, este nivel se encuentra por debajo de lo que el mercado esperaba, lo cual genera presiones a la suba en los precios del cereal. Con respecto al trigo, la Bccba indicó: “La producción fue recortada en 8,4 millones, por bajas en los principales países exportadores: Australia, Unión Europea, Rusia y Ucrania”. Esto fue un factor alcista para los precios del trigo en Chicago.

La región. En cuanto a las estimaciones para Sudamérica de 2017/18, el reporte del Usda volvió a incrementar la estimación de producción de soja en Brasil a 119,5 millones de toneladas, y en lo que respecta a Argentina se mantuvo en 37 millones. En cuanto al maíz, recortó la proyección brasileña de 85 a 83,5 millones de toneladas mientras que para Argentina la mantuvo sin cambios en 33 millones.

Rurales EL PAIS