Lechería

El Ministerio de Ganadería “no tiene mucha fuerza ante el Ejecutivo”

La lechería necesita “salidas rápidas” y las propuestas se “enfrían de esperar”, dijo el productor de Colonia.

Reunión de gremiales lecheras con el ministro Aguerre. Foto: Inale.

La lechería uruguaya está comenzando mostrar leves señales de recuperación que son impulsadas por una recuperación y estabilidad de los precios internacionales, además de contar con un clima muy benigno que ha favorecido a la producción nacional.

“Lo peor para la lechería ya pasó”, aseguró a Rurales El País Darío Jorcín, productor lechero de Colonia. Sin embargo la principal preocupación es buscar soluciones para “bajar el endeudamiento”. El sector estima un endeudamiento que se ubica en US$ 500 millones entre productores (US$ 350 millones) e industrias.

El empresario afirmó que la rentabilidad por unidad de producción “es poca” para hacer frente a “nuevas inversiones necesarias y a las deudas que se tiene”. Pensar en la devolución de impuestos, como un fondo que permita dar una inyección en momentos difíciles y sea devolutivo en un contexto más saludable, sería un mecanismo que “no deberíamos dejar de luchar”.

“Aguerre no está de acuerdo con la devolución de impuestos, pero se debería reveer porque la lechería lo necesita”, explicó Jorcín. También entiende que “el sector, si bien ha recibido ciertas ayudas, no tiene muchas fuerzas ante el Ejecutivo”. Y resaltó que “lo mismo sucede con el Ministerio (MGAP); dicen que consultan, hablan mucho y suceden acciones que reflejan que no hay fuerzas”.

Además, con la presencia del Instituto Nacional de la Leche (INALE) “se pierde llegada” y muchas propuestas “se enlentecen, se dejan pasar y se enfrían”, dijo Darío Jorcín. Es así que las respuestas “no son lo rápidas que el sector las necesita”, por lo que nunca hay un cambio estructural que en definitiva ayude al sector”.

Escuche a Darío Jorcín:

Rurales EL PAIS