Publicidad

Bolsa de Chicago

Últimas noticias sobre este tema
Las expectativas sobre corredor del mar Negro y las tensiones recesivas dejaron perdidas para la soja, maíz y trigo
En el caso de la soja los stocks son bajos (en especial en EEUU) y el clima no ha colaborado, más allá de que hay una mejora por lluvias en los últimos días; la demanda sigue firme
McDonald's deja de probar la venta de su McPlant en los Estados Unidos
El informe del USDA generó altibajos en el precio de referencia de Chicago
Para entrega en mayo hubo un incremento de US$ 8,46 y quedó en US$ 586,25 por tonelada.
Las variaciones del informe fueron bien alcistas tanto para soja y maíz, donde tuvimos un cierre el pasado viernes en la Bolsa de Chicago con subas de US$ 7 por tonelada para la soja y US$ 1,37 para el maíz.
Viernes de bajas para los granos en Chicago, aunque en el saldo semanal termina siendo positivo. El final de la semana llevó a ordenar vender el viernes, ante los pronósticos climáticos que agregaron más agua de la originalmente prevista, para los próximos días y para la semana que viene.
Comentarios al cierre de las operaciones de este jueves, elaborado por FimixAgrofinanzas.
Los granos cerraron a la baja este miércoles en Chicago, interrumpiendo diez sesiones consecutivas con cierres positivos, en el caso de la soja.
Chicago sigue en la carrera alcista, sin freno hasta el momento, en un mercado que parece ya no prestar atención a todo aquello que no tenga que ver con el clima o el desempeño actual de los cultivos.
Cierres al alza de nuevo en Chicago, completando tres sesiones positivas consecutivamente, con el clima y los pronósticos siendo el motor de los movimientos de precios.
Los cierres de este martes, 1º de setiembre en Chicago, reflejaron lo que fue una actividad condicionada desde el arranque de la operativa nocturna previa, con precios por debajo de las referencias de lunes, sin poder desentenderse de las noticias de China. La actividad industrial de ese país volvió a mostrar debilidad durante el último mes, lo que llevó a la caída de 1% en las acciones de Shangai, disparando las liquidaciones en el resto de las bolsas mundiales.