Tardáguila 2

Rafael Tardáguila

Rafael Tardáguila
Más del autor
El principal factor que impactó de forma negativa sobre los precios internacionales de la carne vacuna el año pasado fue la política de cero Covid en China. Eso quedó de lado, por lo que es lógico pensar que haya una evolución positiva del mercado en los próximos meses
A partir de que China recompuso su producción de carne de cerdo tras superar la epidemia de peste porcina africana, los precios de esta proteína bajaron de forma drástica y llamó la atención que no lo hicieran los de la carne vacuna. La Ruta de la Seda, que está permitiendo la llegada de carne importada a zonas alejadas de la costa china, jugó un papel preponderante para sostener el precio del producto que se importa fundamentalmente desde América del Sur.
En los próximos años los cambios en el uso del suelo seguramente mantendrán la tendencia de los anteriores; con la segunda planta de celulosa de UPM, lo lógico sería que se dé un crecimiento adicional de la superficie destinada a la forestación, aunque no debería ser muy significativo
El dato preliminar del stock da cuenta de 11,537 millones de vacunos al 30 de junio pasado, 351 mil menos que lo proyectado para ese día y 374 mil por debajo del dato del mismo día de 2021. La diferencia es significativa y cambia las expectativas de evolución del sector en el mediano plazo
Las recientes medidas de flexbilidad tomadas en China podrían ayudar a alterar los sentimientos del mercado y reconstruir la confianza. Habrá que ver qué pasa en las próximas semanas y seguir con atención la evolución.
Es factible que Nueva Zelanda solo pueda cubrir de forma parcial el aumento esperado de la demanda china, por lo que este país debería salir a proveerse desde otras regiones, entre ellas Uruguay
Las previsiones, teniendo en cuenta que los precios de los granos siguen siendo altos, indicarían que la proteína animal debería mantenerse con cotizaciones atractivas. Pero, como siempre, dependerá de dónde se posicione la demanda
Más allá de la coyuntura, las expectativas del mercado internacional siguen siendo positivas. No se volverá a las referencias del primer semestre, pero, si las cosas evolucionan como su supone lo harán, los valores seguirán por encima de los que eran usuales anteriormente
Lo bueno de la ganadería es que se puede mirar lejos. Una decisión de hoy impacta en la oferta de tres años. Por eso, las señales de intensificación deberán llegar de forma más generalizada a la cría, el eslabón más complejo
Si Uruguay tuviese las condiciones actuales de acceso arancelario de Australia en los cuatro principales importadores mundiales, en los primeros ocho meses del año habrían quedado unos US$ 124 millones para repartir en el negocio, que es el monto que no hubieran recaudado las Aduanas de los países importadores