Ganadería

Indicios de mejora para ganaderos al cierre del ejercicio productivo

Primeras carpetas del Plan Agropecuario con resultado positivo.

Pablo Antúnez.

Las primeras carpetas verdes analizadas por el Instituto Plan Agropecuario (IPA) correspondientes al ejercicio 2018/2019, cerrado el pasado 30 de junio, están mostrando resultados mejores para las empresas ganaderas frente al pobre ejercicio 2017/2018, donde no se habían superado los US$ 50 como ingreso de capital y US$ 25 de ingreso neto.

La cifra de este ejercicio fue un poco mayor al promedio histórico de los 17 años de monitoreo y el dinero constante recibido por los productores en ese periodo, fue 20% menor al promedio de los 17 años. El ejercicio 2017/18 fue un ejercicio pobre en resultados productivos e ingresos. Hasta ahora, el ejercicio 2012/2013 fue el año de mejor resultados y luego vienen cinco ejercicios consecutivos con marcadas caídas.

La institución monitorea año tras año más de 100 empresas que son ganaderas de ciclo completo, criadoras y donde la participación del producto agrícola es baja. El monitoreo del IPA se realiza desde 2001 en base a las empresas que aportan sus datos en forma confidencial para que los técnicos puedan hacer un balance del año productivo.

Carlos Molina, técnico del IPA que lleva adelante el análisis, recordó que el clima ayudó bastante a la producción en el ejercicio 2018/2019. “La segunda mitad de la primavera y el verano mostraron producciones de forraje muy buenas”, pero además, el dólar “se apreció frente al peso y eso le permitió a los productores tener dólares que compraran más pesos y así licuar los costos de producción en moneda nacional”, remarcó Molina.

Las empresas monitoreadas a lo largo de los años tienen la mitad de los costos en pesos y la otra mitad en dólares. Molina remarcó que por efecto fortalecimiento del dólar, los primeros análisis de las carpetas verdes están mostrando “una caída de los costos de producción”.

A su vez, el técnico del IPA destacó que en el segundo semestre, los precios del ganado para el campo (reposición) como los del ganado gordo, fueron superiores a los del año anterior entre 12% y 14%. Vale la pena aclarar que son todos datos preliminares.

“El hecho de que el ganado valga más, si bien no se ve en el bolsillo, en el stock ganadero juega un papel fundamental en el resultado económico y está más valorizado. Hace aumentar el capital”, remarcó Molina.

Por ahora, los análisis económicos de las Carpetas Verdes del IPA están mostrando “una mejora de entre 15% y 20% del resultado final respecto al ejercicio anterior. Eso no quiere decir que esté todo resuelto”, aclaró el técnico del IPA.

Es que hay empresas que vienen muy machucadas económicamente del ejercicio pasado. Ahora hay posibilidades de que se recomponga. Hay que recordar que la seca que se vivió en algunos meses del ejercicio anterior, dejó los stocks bovinos de varias empresas totalmente diezmados. Muchas tuvieron que vender animales y eso pegó fuerte en el resultado, porque se terminaron descapitalizando.

Molina aclaró también que en estos primeros análisis también se nota “una leve mejora en el saldo de caja” y dijo que se debe a la “mejora de los precios del ganado, a menores costos de producción y a un dólar fortalecido”. Es que los criadores pudieron vender terneros de mayor peso y con precios más altos, los establecimientos de ciclo completo consiguieron comercializar volúmenes importantes de ganado durante la segunda mitad del ejercicio. Para Molina la mejoría en los resultados dependerán también de cómo las empresas terminaron el ejercicio anterior, porque las sequías se pagan en el año en que ocurren y años después, ya que salen golpeadas desde lo productivo, económico y financiero. Durante el ejercicio anterior los precios habían mejorado levemente luego de 4 años de caída, tanto de animales gordos como de la reposición.

El efecto ovino también pesará en el resultado económico final del ejercicio 2018/2019 y en el ejercicio anterior las pocas empresas que mejoraron los números fueron las que tenían el componente lana fina. En este mejor resultado que se está viendo en estos casos, también el precio de la lana fina vuelve a jugar un papel fundamental.

Fucrea. El ejercicio 2017/2018 fue malo para todos. El análisis de Fucrea de las carpetas de empresas ganaderas correspondientes al ejercicio 2017/2018, mostraron magros resultados e incluso tuvieron los peores números en 8 años.

En los resultados de la gestión económica de las empresas CREA, correspondientes al ejercicio 2017/2018, se llevaron otro golpe. El ingreso de capital ni siquiera daría para pagar la renta en el caso de los arrendatarios. Gonzalo Ducós, coordinador de la sectorial ganadera de Fucrea remarcó el año pasado que al igual que en el ejercicio anterior, las empresas se siguen descapitalizando. La producción de un establecimiento, medido en dólares por hectárea menos todos sus costos, sin considerar el pago de renta y el pago de intereses de deuda, fue US$ 71 por hectárea.