Ganadería

Elogios de productores por la Dirección de Seguridad Rural

Directivos de las gremiales rurales destacan que se cumplió una promesa de campaña y que esto genera esperanza y provoca un cambio de ánimo.

 

 

Inauguración. El presidente Lacalle Pou y el ministro del Interior Larrañaga, pusieron en marcha la primera sede de la Dirección Nacional de Seguridad Rural, que funcionará en la ciudad de Florida. Este hecho también fue destacado por aplicarse la descentralización de los organismos públicos de Montevideo. Foto: Leo Mainé

Pablo Antúnez / Pablo D. Mestre

Parece lejano cuando las gremiales rurales fueron al Parlamento a pedir modificaciones en los textos legales en base al conocimiento de una vida distinta en el ámbito rural. Se impulsaba la legitima defensa rural, el cambio de la normativa del abigeato. Demoró, pero llegó, hoy tenemos la herramienta legal. Hoy tenemos escrito una nueva normativa para que los vecinos se puedan respaldar y la autoridad tenga que actuar”. De esa forma el presidente Luis Lacalle Pou dejaba inaugurada la primera sede de la Dirección Nacional de la Seguridad Rural, organismo, creado en la Ley de Urgente Consideración que impulsó el gobierno, para combatir el abigeato.

Y los dirigentes de las gremiales agradecidos.

Firmeza. El presidente de la Asociación Rural del Uruguay, Gabriel Capurro, aplaudió la celeridad con que se creó la nueva herramienta para atacar el abigeato, los copamientos y otros problemas que complican al productor rural.

“Concreta una promesa electoral de solucionar los problemas de seguridad en el campo y eso es muy bueno, pero además, se actuó con celeridad”, afirmó Capurro.
Destacó que apenas aprobada la Ley de Urgente Consideración, se puso en marcha la Dirección de la Seguridad Rural, “con un equipamiento acorde con las necesidades. Tenemos expectativa de que se empiecen a solucionar lentamente los problemas. Sabemos que no es un tema de rápida solución, pero principio requieren las cosas y ese principio es bueno”, reconoció el titular de ARU.

Esperanza. “Tengo muchísima expectativa y esperanza en la Dirección de la Seguridad Rural”, afirmó a El País el presidente de la Federación Rural, Julio Armand Ugón.

Cuando estaba en discusión la creación de esta herramienta que busca solucionar la seguridad en el medio rural y darle batalla al abigeato, la gremial concurrió al Parlamento a defender la idea. “Qué se haya creado y esté trabajando es un enorme paso para el sector agropecuario”, afirmó Armand Ugón.

El problema del abigeato se acentuó tanto que el gremialista contó que recibe denuncias a diario de productores afectados, tanto de robo y faena de ganado, como de pérdidas de ovinos y vacunos, causadas por perros con y sin dueño.

“Tenemos muchas esperanzas en que estos problemas se resuelvan, porque la Dirección de la Seguridad Rural se vino con todo. Sorprendió que de golpe estuvieran los recursos materiales (vehículos, armamento y tecnología) y humanos para ponerla en marcha”, afirmó el dirigente.

Esa celeridad, según su visión, “muestra que cuando hay voluntad se pueden hacer las cosas”. A su vez, destacó la ventaja que tiene que las autoridades comprendieran la importancia del abigeato, dotando a la Policía de tecnología y vehículos 4×4 que puedan meterse en cualquier camino. “Antes las camionetas buenas quedaban en Montevideo y la Policía tenía que trabajar con vehículos viejos que comprometían una rápida respuesta, porque no podían meterse en cualquier lado”, dijo Armand Ugón.

Conciencia. “La seguridad rural también es un tema de conciencia agropecuaria y el campo debe ser muy profesional al momento de hacérselo entender a la sociedad”, consideró el presidente de Cooperativas Agrarias Federadas (CAF), Pablo Perdomo.

El gremialista también aplaudió la decisión del gobierno y consideró que fue “debido al trabajo que venían haciendo las gremiales agropecuarias, en especial a través de la Dra. Fernanda Maldonado, que era la representante en los ámbitos de discusión, donde se incorporaron la Fiscalía y los jueces”. Perdomo dijo que gracias a ese trabajo se consolidó la Dirección de la Seguridad Rural.

“Apoyamos la iniciativa y cuando se puso en marcha, todos los integrantes de Campo Unido estuvimos acompañando al presidente Luis Lacalle Pou y al ministro del Interior, Jorge Larrañaga. También apoyamos las Comisiones de Seguridad Rural, donde están representadas la Policía, los productores y el Poder Judicial”, explicó Perdomo.
A su vez, consideró un avance la señal que se le está dando a los productores, cuando se decidió instalar esta nueva Dirección en el interior del país.

A título personal, Perdomo consideró que un bono extra que tiene la iniciativa fue designar al comisario mayor William González, que “es un conocedor del medio rural, porque fue Policía Rural”. Perdomo consideró que “el desafío es poner en funcionamiento la nueva Dirección y esperemos que en el seguimiento de todo esto podamos ser críticos, pero también tengamos la obligación de colaborar, a través de las Mesas de Seguridad Rural de cada departamento”.

Cambio de ánimo. Por otro lado, el presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana, Miguel Sanguinetti, también se mostró satisfecho con la puesta en marcha de la Dirección de Seguridad Rural.

“Llevo 12 años insistiendo en que el abigeato y la seguridad en el campo se iba a complicar más y al final sucedió. Las estadísticas marcan que hubo un aumento del delito de abigeato y de los ataques de jaurías de perros, con y sin dueño”, dijo.

Según su visión, el paso dado por el gobierno “le levanta el ánimo a los productores y brinda esperanzas. Esperamos los mejores resultados”. Todo esto se potencia con “el acompañamiento del Ministerio del Interior que abrió algunas Comisarías en zonas determinadas, como los productores rurales venían reclamando”, afirmó Sanguinetti.

Según dijo, su sueño es que cualquier productor, sin importar la zona en la que produzca o si está cerca de un pueblo, pueda desarrollar su trabajo con éxito sin tener que sufrir robos, que en muchos casos, no sólo implican daños económicos, sino el trabajo de años de selección, perdiéndose valiosa genética.
“Estoy convencido de que si trabajamos todos juntos, autoridades y productores, vamos a lograr revertir la incidencia del abigeato y otros problemas”, afirmó.

Bienestar Animal. La Dirección de la Seguridad Rural se potencia con la creación en la Ley de Urgente Consideración (LUC) del Instituto de Bienestar Animal. El presidente Lacalle fue claro: “Está bien defender el bienestar de los animales de compañía, pero también el de las especies productivas…”. Y ese es un mensaje que caló hondo en los productores que pierden a diario ovinos por ataques de perros.

“Estoy convencido que si seguimos trabajando de esta forma lo vamos a lograr. Esos perros abandonados están vinculado con el desorden que hubo en los últimos años, donde cada uno hacía lo que le daba la gana y nadie era responsable de los perros que tenía en los pueblos y en el medio rural. Trabajando con las autoridades considero que vamos a poder avanzar para resolver esta problemática”, estimó el presidente del SUL.

Las pérdidas causadas por los predadores (zorros, rapaces, jabalíes, etc.) especialmente en el sector ovino, es otro problema que hay que resolver.

“El cambio que hubo en la producción agropecuaria, con la forestación incluido, hizo que los predadores se reproduzcan mucho más”, entendió Sanguinetti. En ese sentido, contó que desde el SUL se trabaja con las empresas forestales, porque muchas veces, los montes le sirven de cobijo. “Todos tienen derecho a llevar adelante las diferentes producciones, el arte es que se interrelacionen y trabajen todas juntas resolviendo los problemas que se van presentando”, consideró el presidente del SUL.