Clima

Benech descartó declarar emergencia agropecuaria para el norte del país

Piden mover ganado con menos de 15 días de vacunado.

Enzo Benech, titular del MGAP. Foto: Ariel Comegna

Pablo Antúnez

La Asociación Rural de Tacuarembó (ART) pidió ayer al ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, que autorice mover ganados con menos 15 días de vacunados contra la fiebre aftosa durante esta sequía, porque hay campos que ya no tienen agua en los tajamares, ni comida, debido a la seca.

El planteo deberá ser llevado ahora ante la Comisión Departamental de Salud Animal (Codesa) y ésta elevarlo a la Comisión Nacional Honoraria de Salud Animal (Conhasa) para que sea estudiado. La vacunación contra la fiebre aftosa de todo el rodeo bovino comenzó ayer y se extenderá hasta el próximo 15 de marzo.

“Eso es una burocracia tremenda. El ministro no solucionó nada”, dijo molesto el presidente de la Asociación Rural de Tacuarembó, Juan Pedro Ricetto en diálogo con El País.

Agregó que el encuentro de ayer con el secretario de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, que se juntó  en Tacuarembó con la Mesa Departamental, “no colmó las expectativas de los productores”, porque el jerarca “no aportó nuevos paliativos” y es más, “ni siquiera recorrió la zona”, dijo Ricetto. En el marco de esa reunión, el gobierno —según confirmó el ruralista— descartó de plano declarar la Emergencia Agropecuaria y por consiguiente, volver a activar el Fondo Agropecuario de Emergencia, que tiene por destino atender las pérdidas en las materias involucradas en la actividad productiva de los establecimientos afectados (según dice el Decreto 829/008 del 6 de octubre de 2008).

Según se establece, la Emergencia Agropecuaria sólo puede ser declarada por el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca,  con el asesoramiento preceptivo de la Comisión de Emergencias Agropecuarias, delimitando expresamente el período, el o los rubros y las zonas de afectación.

En el encuentro de ayer, también se descartó la puesta en marcha de otro Operativo Raciones, como se hizo en emergencias anteriores, donde se intentó salvar las recrías y vacas preñadas.

DEBERES. Según Ricetto, el secretario de Estado les mandó “hacer los deberes a los productores” y les dijo que ajusten las cargas ganaderas en los campos, como están recomendando los organismos de investigación. Eso implica volcar más ganado al mercado y tirar abajo los precios, además de descapitalizar la empresa.

Benech recordó en el marco del encuentro que hay productores que todavía están debiendo dinero al Fondo, luego de haber sido asistidos en la sequía de 2008 y 2009. “Hubo una morosidad de casi el 70% en el  pago”, admitió Ricetto.

Las gremiales, que fueron las encargadas de distribuir las raciones entre los productores que fueron afectados por la sequía 2008/09, tienen los nombres de los deudores y el gobierno exhorta a que se hagan cargo de cobrarles  las deudas. “Por culpa de esos productores no se nos puede tratar a todos por igual”, reclamó el presidente de la ART. La buena noticia es que el secretario de Estado adelantó que, por el momento, se mantendrá la autorización de pastoreo sobre rutas y caminos vecinales, previa autorización del MGAP.

 

Rurales EL PAIS