Campos

Rentas agropecuarias con subas en primer semestre

Según datos de la DIEA, se arrendaron 353.000 hectáreas.

Agricultura. El valor promedio para este sector fue US$ 200 por hectárea al año, según el informe.

Pablo Antúnez

Los arrendamientos con destino a ganadería, agrícola ganadero y agricultura de secano bajaron en área 6% promedio en el primer semestre del año en curso, pero subieron en precio entre 2% y 17% para todos los destinos, menos para el rubro lechero ganadero. Así lo destacó la Dirección de Información y Estadísticas (DIEA/Mgap).

Los tres primeros destinos sumaron 353.000 hectáreas, superficie que corresponde al 93% del área arrendada en la primera mitad del año. A eso hay que sumarle que representaron US$ 33 millones.

Las rentas ganaderas promediaron US$ 69 por hectárea, para el rubro agrícola-ganadero fue US$ 117 por hectárea y en caso de agricultura de secano se pagó US$ 200 por hectárea al año. En el primer semestre del año en curso se concretaron 968 contratos de arrendamientos, 5% más de los celebrados en el mismo período de 2019. La superficie total arrendada fue 380.000 hectáreas, lo que marca un incremento de 31% respecto al período citado anteriormente.

Departamentos. La DIEA mostró que los departamentos con mayor superficie arrendada, por su orden, fueron Salto, Artigas y Paysandú, con una presencia importante de rentas focalizadas en la ganadería. Esos contratos acumulan 135.000 hectáreas, que representan el 36% del total arrendado, por US$ 10 millones.

Por otro lado, Soriano, Canelones y San José, que son departamentos con importante presencia de producción agrícola, registran los precios promedios de renta más altos: US$ 178, US$ 168 y US$ 160 por hectárea al año.

El análisis de DIEA destacó que en el otro extremo, el menor precio de renta se registró en Maldonado, con un promedio de US$ 55 por hectárea al año, seguido de Rivera, donde las rentas llegaron a US$ 63 por hectárea.

A su vez, analizado por precio, los arrendamientos presentan una amplia variación. El mayor número de operaciones y superficie arrendada se registra en el tramo entre US$ 50 y US$ 100 por hectárea al año, remarcó la DIEA. En estos casos, la superficie se asocia en un 90% a ganadería).

En el extremo superior de la escala, operaciones por -más de US$ 300- se registró el menor número de contratos y superficie operada, alcanzando un promedio de US$ 347 por hectárea al año.

Respecto a los plazos, el mayor número de rentas corresponden a los contratos con plazos de dos años, un hecho que se viene repitiendo desde 2016.

El informe destaca que si se tiene en cuenta la superficie arrendada, se puede concluir que el mayor número de hectáreas se acordaron entre cuatro y cinco años de contrato (25%).

Por su parte en el primer semestre del 2020, los contratos de más de cinco años registraron la menor superficie arrendada con un precio promedio de US$ 106 por hectárea. Los rubros con influencia en estas operaciones al igual que lo ocurrido en el anterior semestre, son el forestal y el ganadero en un 31% y 26% respectivamente de la superficie involucrada, encontrando un aumento importante del área para el destinos agrícola-ganadero.