Caballos

Gran remate de caballos Criollos de “El Chamamé” de la familia Gurméndez

A cargo de Zambrano & Cía. se vendió todo, con muy buenos precios y en un ambiente festivo.

Pablo D. Mestre.

Fue mucho más que un remate de caballos Criollos. La familia Gurméndez exponía la pasión por la raza tras 25 años de cría. Y lo reconocieron.

Con las instalaciones colmadas de Cecade, se vivió una noche magnífica en la cual, a cargo de Zambrano & Cía. se dispersó la totalidad de a oferta con muy buenos valores.

Ya previo a la venta con cada detalle cuidado gracias a gran trabajo de Martín Gurméndez, se suponía que no podía fallar nada.

La presencia de muchos criadores de todo el país, sumado a criadores extranjeros, operaron desde Paraguay y hasta se fue un producto para Alemania, hacía suponer el éxito de la venta.

Y así fue.

Se vendieron 3 embriones: 10.800, 3.420 y 6.360, 1 padrillo: 2.520, 11 potrancas: 9.360, 2.160 y 3.682; 12 yeguas de andar: 11.160, 2.520 y 5.190; 2 yeguas preñadas: 1.800, 1.530 y 1.665 y 3 yeguas con cría: 24.480, 3.240 y 10.560.

Ya de por sí esos números hablan del éxito de la venta.

El valor más destacado de la noche fue por “Sobrina del Chamamé” (Ventena do Puruná TE x Haragana del Chamamé (BT Haragano), con un potrillo al pie de Amacho Salvaje, preñada del Vivente (padrillo brasileño), adquirida en US$ 24.480 por cabaña “Laguna Negra” de Rocha.

También destacada fue la venta de “India Blanca del Chamamé” (Indio do Boeiro x Angelica II del Chamamé (BT Bico de Ferro do Junco), adqurida por Fernando Samaniego de Paraguay en US$ 11.160.

El mismo comprador paraguayo adquirió a una potranca, “Harmonía del Chamamé” (Harmonía Temprano x Tinta del Chamamé (Pirai 1633 do Rio Bonito), en US$ 9.360.

En un hecho diferente, también fue vendida “Clavelina del Chamamé” (Sao Joao do Juncal Prestigio x Primera del Chamamé (Mañanero Abanico), hacia Europa, adquirida por Criollos de Baviera de Alemania.

Así transcurrió la noche, donde los martilleros Gerardo y Alejandro Zambrano dispersaron la totalidad de la oferta con suma agilidad, en un clima festivo. Porque, sin dudas, fue mucho más que un remate de caballos lo que hicieron los Gurméndez.