Sin categoría

Un exótico mercado es el principal para vender pollo

Precio de la tonelada exportada subió 8% y 1% el de garras.

Carne de pollo.

Pablo Antúnez

Qatar, un mercado que puede parecer exótico, tuvo una participación relevante en los últimos tres años en la importación de pollos uruguayos.

Según datos de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa) las exportaciones de carne aviar en el período enero-octubre de 2018 fueron 3.019 toneladas, remarcándose una tendencia fuerte a la exportación, aunque a un ritmo menor al registrado en los años anteriores.

Las exportaciones de gallinas aumentaron en 2018 respecto al año anterior y se resalta que es una corriente exportadora relativamente estable en los últimos años, en comparación con la de pollo. Las garras de pollo, producto muy apreciado por el mercado asiático, están representando el 10% del volumen exportado.

Respecto a los precios de 2018, el informe de Opypa marca un aumento de 8% en los valores promedio de las exportaciones de pollo y de 1% para las garras de pollo, mientras que el precio de la gallina cayó 5% respecto a 2017.

A su vez, crecieron las importaciones de carne aviar respecto al año anterior y hasta noviembre se importaron 1.277 toneladas por un valor de  US$ 3,24 millones (valor CIF).

En lo interno, el precio del pollo faenado en el período enero-octubre del presente año, según las estimaciones de la Dirección de la Granja (Digegra) fue de $ 63 por kilo. Resultó ser superior en los primeros tres meses del año y en los restantes fue similar.

En septiembre el precio del pollo faenado pasó  de $ 54 a $ 70 por kilo y en octubre subió otra vez hasta ubicarse en $ 78 por kilo. El valor promedio del pollo para el consumo en los meses considerados de 2018 fue de $ 100 por kilo.

Según Opypa, el sector avícola uruguayo continúa atravesando una etapa de cierta incertidumbre, con un consumo interno estable enfrentado a la competencia con otras carnes y la continua disminución de importaciones.

La caída de la faena en una las dos empresas de mayor porte y a su vez, la única empresa exportadora de carne aviar de Uruguay marca una señal de alerta. La cadena aviar tiene por delante importantes desafíos en materia de inserción internacional, por eso es clave trabajar para fortalecer el sector, así como a los aspectos sanitarios para adaptarse a los estándares de los mercados mundiales.

Cajas negras. Para octubre del año que viene quedarán instaladas y funcionando las denominadas “cajas negras” en 8 plantas de faena de aves, apuntando a lograr una mayor formalización del mercado, con el apoyo de la Cámara Uruguaya de Productores Avícolas (Cupra). Así lo confirmó el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Federico Stanham, al recordar las metas de la institución para 2019.

“Es un tema muy importante porque se habló mucho de la informalidad en el sector avícola”, reconoció Stanham.

El sector avícola “está luchando para salir adelante con tremendo esfuerzo y esto de común acuerdo con Cupra entendimos que era valioso llevarlo a cabo”, dijo Stanham. “Al igual que los tipificadores electrónicos de carcasas bovinas, el INAC están haciendo la inversión para que cada planta de faena tenga su caja negra y nadie podrá decir que hay trabajo en negro”, destacó el jerarca. Hasta el pasado 8 de diciembre la industria avícola lleva exportados 2.891 tonelada por un monto de US$ 3.423.000. A la misma fecha del año anterior se habían colocado 2.881 toneladas por US$ 3.361.000.