Sin categoría

Stock bovino de Paraguay aumentó 1,2% y se acercó a 14 millones de cabezas

La producción ganadera creció en las dos regiones del país, pero alertó por la baja producción de novillos.

Stock vacuno.

El primero de los dos periodos de vacunación contra la fiebre aftosa finalizó con un crecimiento del 1,2% hato ganadero de Paraguay. Un total de 141.844 propietarios inmunizaron 13.972.516 bovinos, 170.523 cabezas más en comparación con el periodo del año pasado.

El presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) de Paraguay, José Carlos Martin, señaló que la vacunación contra la fiebre aftosa resultó un “éxito total” y los “números finales confirmaron los pronósticos realizados previo al inicio del periodo”.

Martin destacó a Valor Agro el crecimiento del rodeo en las dos regiones productivas del país, a diferencia del año pasado que bajó significativamente en la región oriental. “De las 170.000 cabezas que aumentaron en 2020, el 75% del crecimiento responde a la región occidental y el restante a la oriental”, detalló.

Dentro de la información a analizar, el Presidente del Senacsa resaltó la mayor producción de terneros, con 158.000 cabezas más. “El año pasado marcamos 2,6 millones de terneros carimbo 0, un incremento del 5% que se traduce a una mejora en la marcación (índice relación vaca-ternero)”.

En machos, los toros aumentaron 26.950 cabezas, de 1.297.239 animales en 2019 a 1.324.189 en 2020. Sin embargo, los novillos bajaron en 82.252 reses, de 909.046 a 826.794 reses. Claramente son datos que no pasan desapercibidos, más aún si se contempla que entre 2018 y 2019 el stock de novillos ya había descendido en aproximadamente 85.000 cabezas.

“No es una buena señal para ser un país productor de carne”, destacó el Presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal. Y agregó: “Los ganaderos están dejando de producir novillos y se están dedicando más a la producción de toros, si seguimos con estos números nos vamos a quedar con un rodeo muy acotado de novillos”.

Es de orden que el Senacsa alarme sobre la caída porque “estamos atentando contra la producción de carne de calidad”, dijo Martin y destacó: “Más que nunca hay que llamar a la unidad entre el sector productivo e industrial para reflexionar y tomar medidas importantes dentro de un marco normativo, que podría ser el Instituto Paraguayo de la Carne”.

El Presidente del Senacsa explicó que la disminución de los novillos y el aumento de los toros responde a la “no diferenciación entre producir un animal entero y uno castrado”. Es claro que “el toro tiene una mejor performance en los campos por la presencia de testosterona, pero la carne pierde sabor, color y textura, a diferencia del novillo”. Y subrayó: “En los mejores mercados del mundo en la compra de carne bovina se habla de la producción de machos castrados”.