Campos / Sin categoría

Instituto Nacional de Colonización activó auditoría de las dos últimas gestiones

Se detectó que las rentas no tuvieron el último ajuste y están, en promedio, un 50% por debajo de lo que deberían

El actual presidente del Instituto Nacional de Colonización (INC), Julio Silveira, confirmó a Rurales El País que se puso en marcha una auditoría que abordará a los dos períodos anteriores, de 2010 a 2014 y de 2015 a 2020. 

Según informó, las auditorías se inscriben en un propósito declarado por el gobierno nacional. “El propósito es positivo; es para tener información para mejorar el funcionamiento y que el organismo avance en su gestión”, dijo. 

Las mismas ya se activaron y actualmente se está en proceso de llamados y preparación interna. 

“Hay mucho dinero del Estado en juego. El INC cumple un rol importante en el apoyo a los colonos y el sistema de colonización a través de créditos, asistencia técnica y económica. Eso genera un ente que maneja muchos recursos, que son de todos, y por lo tanto hay que optimizar su utilización”, señaló. 

A su vez, Silveira aseguró que en primera instancia durante su gestión se va a discontinuar la política de compra de tierras en función de “elementos entendibles”, dado que la situación nacional reclama el uso de los recursos en otras áreas.

Además, informó que actualmente hay cerca de 40 mil hectáreas sin adjudicar. “Tampoco es lógico seguir adquiriendo tierras si no cumplimos con la otra pata de entregarlas a usufructuarios”, indicó. 

En ese sentido, afirmó que la prioridad será hacer que esas tierras sean ocupadas y que se generen los resultados para los que fueron adjudicadas. 

Rentas. En lo que refiere a las rentas, Silvera sostuvo que las mismas están fijadas en función de una paramétrica ya establecida, que cuenta 11 divisiones, que buscan reflejar la realidad económica de cada una de las áreas. Estas obedecen a un estudio técnico realizado hace seis meses, con una canasta de productos que determina el valor de la renta.

Sin embargo, según dijo, en este período se ha producido “un fenómeno particular” dado que la última renta no se fijó y no hubo aumento. De esa manera, se ha generado una situación de desequilibrio en el instituto. 

“El directorio hizo una ecuación para tratar de ajustar las rentas en el menor grado de problema para los colonos y en el límite de su sustento económico presupuestal. Las rentas que debieron aumentar en un nivel, por ejemplo, la ganadera en 31% y lo hizo un 24%”, denunció e hizo referencia a que las mismas están muy por debajo, un 50% en promedio. 

“No tenemos capacidad de accionar, las rentas están fijadas. Nos vimos complicados por una fijación que no se hizo. Lo que nos queda frente a este tipo de movilización de los colonos es que el instituto no deja de escuchar”, concluyó.

Escuchá la entrevista completa a Julio Silveira: