Sin categoría

EE.UU. dice que se logrará buen acuerdo con China en lo inmediato

Las dos potencias comenzaron su reunión este lunes en Pekín.

Foto de archivo. El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, llega al complejo de Diaoyutai State Guesthouse para reunirse con el vice primer ministro Liu He en Pekín, China. 3 de enero de 2018. REUTERS/Andy Wong

Washington (Reuters) | Estados Unidos y China probablemente lograrán un buen acuerdo para resolver los temas comerciales inmediatos, pero será más difícil alcanzar un pacto sobre cuestiones estructurales, dijo el lunes el secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, al reanudarse el diálogo entre las dos mayores economías del mundo.

En una entrevista en la cadena CNBC, Ross dijo que las conversaciones en Pekín se estaban llevando a cabo en el nivel apropiado y que ayudarían a determinar si las diferencias comerciales entre China y Estados Unidos podrían resolverse mediante negociaciones.

“Creo que hay una muy buena probabilidad de que tengamos un acuerdo razonable con el que China pueda vivir, con el que podamos vivir, y que aborde todas las cuestiones clave. Y para mí esas son el comercio inmediato. Eso es probablemente lo más fácil de resolver”, dijo Ross.

Funcionarios de Estados Unidos se reunirán con pares chinos esta semana para las primeras conversaciones cara a cara desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, y el mandatario chino, Xi Jinping, acordaron en diciembre una tregua de 90 días en la guerra comercial bilateral que desveló a los mercados.

No está claro si Pekín cederá a las demandas clave de Washington sobre desequilibrios comerciales, acceso al mercado y más protección para la propiedad intelectual.

Trump dijo el domingo que las negociaciones comerciales con China iban muy bien y recientemente señaló que la debilidad en la economía china le había dado a Pekín una razón para trabajar hacia un acuerdo.

Incluso si se llega pronto a un acuerdo comercial, los analistas dicen que no sería una panacea para la economía de China, que se espera que se siga desacelerando en los próximos meses.