Sin categoría

Critican el proyecto que deja hacer chorizos en carnicerías

Frigoríficos aseguran que se atenta contra salud del consumidor.

Chorizos. Foto archivo El País.

El proyecto que promueve la elaboración de chorizos en las carnicerías del interior del país, va al Senado mañana y sigue generando polémica.

Las plantas frigoríficas que están dedicadas al chacinado critican la iniciativa y sostienen que el proyecto plantea una competencia desleal, con el peligro de generar problemas de salud en los consumidores, ante lo que consideran la falta de controles del origen de las materias primas a usar.

El presidente de Frigorífico Centenario, Enrique Goldwasser dijo a El País que “autorizar la elaboración de chorizos en las carnicerías del interior del país es fomentar el abigeato y la faena clandestina”, pues se presta a que, en algunos casos, “se utilice carne de dudoso origen que no ofrece garantías sanitarias a los consumidores”.

Goldwasser recordó que en las fábricas chacineras, al igual que en todos los frigoríficos, hay inspección veterinaria permanente que revisa el origen de la materia prima y controla su sanidad. “No van a poner un veterinario en cada carnicería”, dijo jocosamente y consideró que tampoco “las Intendencias podrán controlar esa elaboración”, porque hoy “tienen problemas para controlar las carnicerías”. Contrariamente, en Montevideo, las carnicerías son resorte del Instituto Nacional de Carnes (INAC).

“Si se autoriza la elaboración de chorizos en las carnicerías del interior se está atentando contra la salud de la población”, afirmó el industrial, agregando que, a su vez, golpeará a las empresas del chacinado si, eventualmente, se produce una intoxicación. El consumidor no discriminará entre mercadería formal e informal, directamente no comprará ese producto que provocó la intoxicación”.

El presidente de Frigorífico Centenario consideró que si se aprueba el proyecto en cuestión, “Uruguay estará comprometiendo su imagen frente a los mercados hacia los que exporta. Son los controles oficiales los que generan tranquilidad y garantizan la sanidad. Desconocer los problemas que pueden generar los chorizos elaborados en forma ilegal, es comprometedor. “No se puede tirar toda esa seriedad por la borda permitiendo que se elaboren chorizos en las carnicerías del interior sin ningún control”, advirtió Goldwasser.

Es la industria la que paga los análisis de inocuidad de sus productos y en las empresas hay veterinarios permanentes.